X
ECONOMÍA >

Abbas Moujir: “Es absurdo pensar que el sector comercial no se recicla”

   
FOTO SERGIO MÉNDEZ

FOTO SERGIO MÉNDEZ

MARÍA FRESNO | Santa Cruz de Tenerife

El sector comercial es, junto con el turismo, una de las actividades que mejor ha sabido capear la crisis. Beneficios en los últimos meses que llevan a pensar, sin grandes aspavientos, que el consumidor está recuperando la confianza. Abbas Moujir, secretario general de Fauca (Federación de Áreas Urbanas de Canarias), admite los buenos datos, pero habla con cautela.

-Ocho meses consecutivos de datos positivos en el sector, ¿se está recuperando la confianza?

“Es cierto que puede dar la impresión de que el sector comercial de Canarias ha superado ya la crisis, sin embargo, hay que tener en cuenta que este incremento es consecuencia de la buena marcha del sector turístico, porque el consumo interno aún sigue siendo débil. Si se terminan de articular algunas medidas fiscales y se facilita el crédito a las pymes y a las familias, los pronósticos para los próximos meses serán optimistas”.

-¿Se recicla el sector comercial?

“Por supuesto. Existe una leyenda urbana, en su momento creada por quienes apoyaban la llegada de otros formatos comerciales, de que el sector no se reciclaba y no se adaptaba. Sin embargo, es absurdo pensar que no nos adaptamos a los cambios. Hay que tener en cuenta que en Canarias existen entre 25.000 y 30.000 establecimientos comerciales, y en este abanico puede haber algunos que se hayan quedado atrás. Pero podemos decir con rotundidad, que el sector se recicla y se adapta, porque aquel que no lo haga, se queda en el camino, pero no sólo en el comercio, sino en cualquier otra actividad o profesión”.

-Canarias es tierra turística, ¿considera que el sector está preparado, por ejemplo, en idiomas?

“Rotundamente si. Las carencias a las que usted se refiere no sólo se dan en el sector comercial, sino en todas las actividades, y es consecuencia del sistema educativo. No obstante, esta carencia se está supliendo y las nuevas generaciones ya están poniendo en su escala de prioridades los idiomas”.

-A día de hoy ¿es viable abrir un comercio en Santa Cruz?

“Si, a pesar de que la Directiva Bolkestein, que entró en vigor en el año 2010, no se llegó a aplicar en Santa Cruz hasta mediados del 2011. Pero todavía nos encontramos con algunas pegas, para desarrollar determinadas actividades, por parte de algunas áreas de la Administración, como la Gerencia de Urbanismo”.

-¿Añora que la zona centro de Santa Cruz esté igual o más llena que, por ejemplo, el Corte Inglés o el Centro Comercial Meridiano, un sábado por la tarde?

“A todos nos gustaría recuperar la actividad comercial un sábado por tarde y en eso estamos trabajando. Pero se necesita hacer un esfuerzo tanto económico como de personal, para llenar el centro de público”.

-Pero explíqueme, ¿por qué es tan difícil abrir los domingos?

“La apertura dominical es un debate que ha estado muy presente, sobre todo ahora, con la llegada de cruceros. Pero el tiempo y los hechos han demostrado que esta apertura no es rentable si no se acompaña de una serie de actividades que dinamicen la zona. Basta un ejemplo para demostrarlo: la ciudad de Santa Cruz, dispone de una zona de gran afluencia turística desde hace más de 3 años, según la cual puede abrir todos los comercios, entre los que se encuentran desde las grandes superficies hasta diferentes franquicias y marcas. Y, sin embargo, en los primeros años no abrieron. Es a partir de ahora, con la realización de diferentes actividades de dinamización cuando se ha demostrado que es rentable esta apertura”.

-Después de varios años de convivencia entre el pequeño comercio y las grandes superficies, ¿se ha superado el temor inicial?

“El sector ha tenido que aprender a convivir con las grandes superficies. No obstante, el efecto fue nefasto para el pequeño comercio. Tuvo graves consecuencias porque hubo muchos sectores que tuvieron que cerrar, pero sobre todo porque no hubo planificación por parte de la administración. No ha sido hasta principio del presente siglo cuando se ha tenido conciencia de la importancia del pequeño comercio en la economía regional y se han puesto en marcha iniciativas encaminadas a su protección, sobre todo, con la llegada a la Dirección General de Comercio de Arturo Cabrera, o la continuidad de este apoyo, en la actualidad con el director general Gustavo Matos”.

-¿Está Santa Cruz perdiendo terreno frente a La Laguna?

“En los últimos años se ha hablado mucho de esto. Mire, yo creo que cada ciudad tiene sus propias características y público, no sólo cuando hablamos de Santa Cruz o La Laguna, sino de cualquier otro municipio. En el caso de La Laguna se ha producido una transformación en su casco comercial, consecuencia de la colaboración con las administraciones. En cuanto a Santa Cruz, es verdad que no se han llevado a cabo actuaciones que fomentaran la actividad comercial porque no existía esta colaboración. Ahora esto ha cambiado y se ha trasladado a otros municipios”.

-¿Cómo valora la idea de que los aeropuertos se conviertan en grandes centros comerciales?

“Con preocupación. Y le explico: convertir los aeropuertos en grandes centros comerciales puede, a lo mejor, tener sentido en zonas donde la fiscalidad indirecta es elevada, ahora bien , en Canarias, donde tenemos una fiscalidad indirecta tan baja solo generará una competencia con el resto del comercio. Sobre todo cuando desde el propio Gobierno se está potenciando un turismo de compra que sea complementario del de sol y playa”.

-¿Es Fauca la única asociación que representa al sector?

“El sector comercial en Canarias, a diferencia de otros, está muy atomizado. Por ello existe una diversidad de organizaciones empresariales en la que cada uno se arroja la representatividad y, en este sentido, sí podemos decir, que Fauca, es la única en su ámbito de actuación, y así lo ha venido demostrando”.