X
PUERTO DE LA CRUZ >

Los afectados acuden a Rivero ante la falta de respuesta del Consistorio

   
Sanidad requirió a Aqualia que envíe diariamente las analíticas para comprobar que no hay turbidez. / F. PALLERO

Sanidad requirió a Aqualia que envíe diariamente las analíticas para comprobar que no hay turbidez. / F. PALLERO

GABRIELA GULESSERIAN | Puerto de la Cruz

Llevan casi dos meses sin poder beber agua del grifo ni utilizarla para preparar alimentos debido al exceso de turbidez. Una situación que consideran “injusta” y que afecta a unos 14.000 vecinos de Puerto de la Cruz, y por eso, ante la falta de respuesta que tienen del Gobierno local (CC-PP), la plataforma ciudadana Afectados por Aqualia ha decidido acudir al presidente del Gobierno canario, Paulino Rivero, a quien le solicitó ayer una reunión para pedirle que “se moje” en este problema y le ayude a encontrar una solución.

La decisión fue adoptada en la última reunión de la plataforma, celebrada el lunes por la tarde en la asociación de vecinos San Antonio, en la que también se acordó pedir la intervención de un representante de este colectivo en el próximo Pleno municipal que se celebra el lunes, pero todavía no han tenido respuesta.

La plataforma aseguró que responsables del Gobierno local le facilitaron un informe de la empresa que construyó los bidones que han sido instalados de manera provisional en los barrios con restricciones, que garantiza que estos pueden prestar suministro de manera permanente, lo cual se hace desde finales de febrero. Esto último era una de las mayores preocupaciones de los vecinos ante la llegada del calor, ya que las cubas a través de las cuales se les proporciona agua son de plástico y dudaban si contaban con las correspondientes garantías higiénico-sanitarias para brindar un servicio diario, como está ocurriendo. Por otro lado, el área de Salud de Tenerife solicitó ayer a Aqualia que envíe diariamente las analíticas realizadas por un laboratorio acreditado los días laborables y no cada dos días como hasta ahora. Así lo confirmaron fuentes de la empresa, quienes añadieron que este requerimiento sirve para completar la información que se realiza en los puntos de muestreo y las mediciones en los turbidímetros. Hasta la semana pasada los análisis realizados por Salud Pública todavía reflejaban márgenes de turbidez altos en algunos casos y por encima de lo legalmente permitido que impedían levantar la restricción.