X
ADEJE >

El alcalde de Adeje exige mejorar la gestión del Casino de Las Américas

   
El mandatario de Adeje, José Miguel Rodríguez Fraga. | DA

El mandatario de Adeje, José Miguel Rodríguez Fraga. | DA

J. MORENO / J. L. CONDE | Santa Cruz de Tenerife

Desde que el Cabildo de Tenerife anunciara -e iniciara los trámites- para poner en marcha la venta del Casino de Playa de Las Américas muchas han sido las opiniones que se han vertido sobre este tema. Al respecto, el alcalde del municipio de Adeje (en el que se encuentra la instalación), José Miguel Rodríguez Fraga, aunque no se mostró de manera tajante contrario a la venta de las acciones a manos privadas, sí que se posicionó en la misma línea que la Ejecutiva Insular Socialista. Cabe recordar que el PSOE tinerfeño ha pedido la paralización del expediente hasta contar con toda la información necesaria, al igual que ha exigido que se mantengan los puestos de trabajo.

Rodríguez Fraga indicó a este medio que como alcalde no quiere que el casino se vaya del municipio, pero sí que se mejore la gestión, que no ha sido la adecuada. Además, el mandatario de uno de los principales municipios del Sur insistió en que la evolución de esta empresa no ha ido acorde con el avance de Adeje como destino turístico.
Rodríguez Fraga precisó que el Ayuntamiento no tiene competencias para tomar esta decisión, sino que la última palabra recae en el Cabildo y sus consejeros. Asimismo, indicó que el PSOE ya se ha pronunciado y se mostró en la misma línea.

La Corporación insular pretende iniciar cuanto antes la privatización de los tres casinos de la Isla, con el fin de vincular la licencia de gestión de este negocio a la puesta en marcha de un proyecto dinamizador del turismo, para potenciar la econonomía insular y fomentar los puestos de trabajo. En estos momentos se está culminando la redacción del pliego de condiciones para la venta de las acciones, que se prevé saldrá a concurso en las próximas semanas por un importe de al menos 15 millones de euros.

Una vez el pleno del Cabildo aprobó el inicio de los trámites, hace dos meses con los votos a favor de Coalición Canaria (CC) y Partido Socialista, la plantilla del casino de Las Américas, apoyada por los sindicatos, mostró su rechazo a esta decisión y pidió que se mantuvieran todos los puestos de trabajo en las condiciones actuales.
Pese a que la Corporación insular se ha comprometido a recoger este aspecto en los pliegos de condiciones, los trabajadores no se conforman, ya que aseguran que en manos privadas la estabilidad laboral será distinta, por lo que insisten en dar marcha atrás en el proceso.

Aun así, la Institución insular persevera en continuar con la privatización al asegurar que, teniendo en cuenta las cifras negativas de estas empresas, la normativa obligará a su disolución, lo que revertirá en un mayor costo económico para el Cabildo, que deberá afrontar estas deudas. Cabe recordar que las tres salas de juego de la Isla cerraron el pasado año con tres millones de euros de pérdidas.