X
TENERIFE >

La Asociación de Parkinson de la Isla cumple 13 años

   
Los consejeros insulares Pérez y Abreu, junto a Nuria Campos, gerente de la Asociación de Parkinson. / DA

Los consejeros insulares Pérez y Abreu, junto a Nuria Campos, gerente de la Asociación de Parkinson. / DA

DIARIO DE AVISOS | Santa Cruz de Tenerife

En el párkinson, como en otras enfermedades, es fundamental el papel que juega la figura de las asociaciones tanto para las personas afectadas como para sus familias y cuidadores. Es a través de ellas como se puede tener acceso a información fiable y de calidad sobre la enfermedad que les afecta, optar y recibir una formación constante y un asesoramiento personalizado, y en este caso, a terapias de rehabilitación supervisadas por profesionales sanitarios y sociosanitarios especializados.

La Asociación de Parkinson de Tenerife, que nace en 2001 y que cumple ahora 13 años, es una asociación sin ánimo de lucro que surge con la intención de poner en marcha un conjunto de programas para paliar las consecuencias producidas por la enfermedad. Es un punto de encuentro para los afectados que residen en Tenerife, que les permite conocerse y hacer frente a los trastornos que ocasiona la enfermedad, así como poner en marcha un conjunto de programas para paliar sus consecuencias.

El Instituto Insular de Atención Social y Sociosanitaria de Tenerife (IASS) parte de la premisa de que el párkinson es una enfermedad que puede derivar en una discapacidad o dependencia. Como existe población afectada por la enfermedad en nuestra Isla, participa con la Asociación colaborando en la financiación del proyecto “Atención, prevención y tratamiento de fisioterapia para el enfermo de párkinson”.

El vicepresidente primero y consejero de Bienestar, Sanidad y Dependencia del Cabildo, Aurelio Abreu, y el consejero del Instituto de Atención Social y Sociosanitaria, IASS, Miguel Ángel Pérez, han puesto de manifiesto en el transcurso de una reunión con la gerente de la Asociación, Nuria Campos, que su objetivo es “intentar acercar todo lo posible los servicios a los ciudadanos, puesto que la labor que realiza la Asociación de Diabéticos de Tenerife es importante y necesaria para los enfermos que padecen la enfermedad de todo el territorio insular”.

“Paso a paso -ha manifestado Aurelio Abreu- vamos consiguiendo que cada vez esté más cerca el cierre del Anillo insular de Políticas Sociales. Pretendemos que todo nuestro territorio pueda contar con equipos multidisciplinares a través de los cuales podamos ayudar a personas que padecen párkinson”.

A través de este proyecto se realizará una intervención específica e individualizada según las necesidades de los usuarios beneficiarios y previa valoración profesional. Este proyecto está destinado a cubrir la demanda de unos 33 usuarios directos, de los cuales aproximadamente el 70 por ciento es del área metropolitana. Estará en funcionamiento hasta diciembre del presente año.
Pretende, mediante la disciplina fisioterápica y estableciendo unos objetivos adecuados en modo y tiempo, frenar el avance del deterioro de la capacidad de la persona que sufre la enfermedad y en ocasiones, en palabras de su representante, mejorar el estado inicial del usuario.

Con la fisioterapia se consiguen objetivos a nivel motor y también se enseña a la persona a adaptarse mejor a sus actividades diarias, con las limitaciones que se les van presentando, fomentando siempre su autonomía.
El objetivo de la fisioterapia es ayudar al paciente a mantener su independencia tanto como sea posible y asesorar a los familiares sobre cómo ayudar a la persona afectada a medida que la enfermedad progresa. Los familiares deben recibir unas pautas y cuidados para evitar que se vea afectado su condición física y emocional.
Esta enfermedad afecta a personas de diferentes edades que en muchos casos carecen de medios económicos y humanos para poder tratarla como se requiere, de ahí que desde la Asociación se pretenda ofrecer esta oportunidad al colectivo para que pueda continuar con su vida de la manera más activa y beneficiosa posible.

Camino de Santiago

El Instituto de Atención Social y Sociosanitaria, IASS, apoyará este proyecto de comunicación, cuyo objetivo es intentar despertar conciencias y desmentir suposiciones relacionadas con la enfermedad, mostrando la cara más sencilla y sincera de las personas afectadas.

Así, el próximo mes de mayo la Asociación de Parkinson de Tenerife se sumará a otras asociaciones de España para que los usuarios de la Isla puedan recorrer la última etapa del camino de Santiago, concretamente la que une Ourense con Santiago, haciendo un total de 109 kilómetros.

Este grupo de personas se ha propuesto irrumpir en la plaza como manifestación de superación y orgullo, en definitiva, como un logro personal tras meses de entrenamiento, esfuerzo y motivación. A través de esta aventura, se pretende interiorizar, visibilizar y normalizar la enfermedad.