X

El Cabildo expone el plan contra la drogodependencia a los municipios

   
IASS

El consejero Miguel Ángel Pérez, junto a los representantes de todas las localidades de la Isla. / DA

DIARIO DE AVISOS | Santa Cruz de Tenerife

El Instituto de Atención Social y Sociosanitaria, IASS, del Cabildo de Tenerife, introduce diversas novedades en su Programa Insular de Prevención comunitaria de las Drogodependencias, que tiene entre sus objetivos impulsar en el ámbito de la isla de Tenerife un modelo de intervención comunitaria en materia de prevención de las drogodependencias que lo convierta en un referente a nivel insular. Con esta finalidad se ha ido consolidado una línea de trabajo con los municipios de la Isla de menos de 20.000 habitantes, propiciando la firma de un convenio de colaboración en materia de prevención comunitaria de las drogodependencias.

Por esta razón el consejero del Instituto de Atención Social y Sociosanitaria (IASS) del Cabildo, Miguel Ángel Pérez, ha mantenido un encuentro con representantes municipales y técnicos en drogodependencias de los diferentes municipios de la Isla para presentarles las líneas de actuación que esta Corporación está llevando a cabo en 2014. Se centran fundamentalmente en la firma de convenios de colaboración con municipios de menos de 20.000 habitantes, con un presupuesto global de más de 135.000 euros, y la celebración de una nueva edición del proyecto Empápate, cuyo presupuesto supera los 46.000 euros.

Pérez recordó que “estos proyectos deben tender a la creación de mecanismos de protección, promover pautas de acción alternativas, potenciar la sensibilidad social sobre el fenómeno de las drogodependencias y fomentar la responsabilidad individual sobre la propia salud”. Todo ello hará que aumenten las capacidades y habilidades personales y colectivas, y se conciencie sobre la importancia de los problemas, daños y costes relacionados con el consumo de drogas.

Otro de los objetivos de estos proyectos es retrasar la edad de inicio del contacto con las drogas, reducir los factores de riesgo y fomentar los de protección, con el fin de promocionar la salud y evitar el consumo de sustancias. De ahí que las edades con las que se actúa son mayoritariamente desde los 14 hasta los 30 años. Las actividades de ocio y tiempo libre que se realicen deben estar enfocadas en trabajar en la educación para la salud, por lo que al menos el 20% deben ser talleres o actividades formativas y educativas específicas sobre prevención. El programa Empápate tiene como objetivo el fomento de actividades que promuevan en los jóvenes hábitos de vida saludable y conductas que prevengan el consumo de drogas y los riesgos asociados a este, así como valores de sostenibilidad y respeto al medio ambiente. Además de promover la información y formación en el campo de las drogodependencias; desarrollar la capacidad crítica y la adquisición de criterios propios, fomentar relaciones interpersonales saludables y la generación de redes así como fomentar el aprendizaje de habilidades sociales, emocionales, cognitivas, conductuales y morales.

En esta ocasión las actividades programadas consistirán en estancias en el campamento de La Esperanza así como en el Albergue de Bolico; bautismos de mar; encuentros comarcales juveniles de participación y reflexión en prevención. Se persigue fomentar la realización de actividades saludables (y totalmente gratuitas), alternativas al consumo de sustancias tóxicas en el tiempo de ocio de los jóvenes de entre 14 y 30 años.

PRÉSTAMO DE MATERIAL

Además se ha sumado el Servicio de Préstamo de Material de Prevención, mediante el cual se pone a disposición de todos los municipios de la Isla un nuevo servicio de préstamo/cesión temporal de material relacionado con la prevención de las drogodependencias, consistente en dos series de paneles informativos que pueden ser usados como exposición o material de trabajo. En relación a los convenios de colaboración, a través de su firma se fomentará el empleo saludable del ocio y del tiempo libre, y de actividades formativo-educativas, donde se debe tender a la creación de mecanismos de protección y reducción de los factores de riesgo, a la promoción de pautas de acción alternativas; al fomento de la responsabilidad individual sobre la propia salud, aumentando las capacidades y habilidades personales y colectivas.

Asimismo, se pretende retrasar la edad de inicio del contacto con las drogas; favorecer la formación y sensibilización de los diferentes agentes comunitarios en materia de prevención de las drogodependencias y promoción de la salud así como impulsar y facilitar espacios de encuentros, físicos y/o virtuales, para que los agentes de prevención de los diferentes municipios colaboren entre sí y elaboren propuestas de líneas de intervención preventiva sobre el fenómeno de las drogodependencias.

Pérez recordó que “el programa Empápate, que celebra este año su IX edición, cuenta con financiación del IASS y del Ministerio de Sanidad, que convoca cada año ayudas a las corporaciones locales que desarrollen programas de prevención, con cargo al Fondo de bienes decomisados por tráfico de drogas y otros delitos relacionados”. Añadió que el número de participantes de este año será en torno a 425 jóvenes, y que realizarán encuentros comarcales, actividades de convivencia, estancias en albergues y actividades acuáticas. A lo largo del encuentro el consejero indicó que “el proyecto insular de Prevención Comunitaria de las Drogodependencias tiene entre sus objetivos el impulso de un modelo de intervención comunitaria, que lo convierta en un referente”.