X
tribuna > Luis Del Val

Las ‘chonis’ y los ‘fernández’ – Por Luis Del Val

   

Jordi Pujol está muy feliz, porque las manifestaciones nacionalistas ya están llenas, según sus palabras, de chonis y fernández. Me imagino la satisfacción del patriarca de la saga de los Pujol Ferrusola, no sólo por lo avispados negociantes que le han salido sus hijos, sino por la ampliación del Electorado de CiU, bastante afín a su promotores: gentes de varios apellidos catalanes, pertenecientes a la burguesía comercial o industrial del territorio, socios del Liceo, y acostumbrados a que las tareas domésticas de sus domicilios particulares las llevaran a cabo chicas aragonesas, murcianas o extremeñas, de la misma manera que los obreros de las fábricas se nutrían con los fernández, es decir con los inmigrantes castellanohablantes que llegaban con la maleta al hombro, a partir de los años cincuenta del siglo pasado.

Puede que el patriarca Pujol, no sea demasiado aficionado a la semántica, y el concepto de choni le haya llegado edulcorado, pero según Rosa Trapiello tiene publicado, “la definición de choni es más o menos la de chica a la que le gusta mucho comprar ropa pero dentro de sus limitados recursos económicos; no sabe combinar colores ni modelos; viste minifalda, minishorts y medias brillantes con botas de plástico; aficionada al botellón, a ir a Bershka, a Stradivarius y a los mercadillos. También se las denomina chungas, payas o poligoneras, y algunas series de televisión están haciendo mucho por fomentar esa tribu: el chicle siempre en la boca y, por supuesto, la boca abierta. Su lenguaje es inimaginable y dicen sin rubor que les gustan las cocretas y las almóndigas, si alguna vez leen es sólo la revista Sorpresa y el ¡Qué me dices!, llaman a sus amigos-as con un “la” delante: la Mari, la Jenny, la Vane o la Chusa y los estudios los dejaron sin el Graduado Escolar”.
Veremos qué hace la burguesía nacionalista con la irrupción de las chonis y los fernández, que antes votaban a los socialistas, pero han decidido asumir el hecho diferencial y aplicárselo a ellos mismos.