X
sucesos >

Cinco muertos a causa del terremoto de 8,2 grados de magnitud registrado en Chile

   

EUROPA PRESS | Santiago

El ministro del Interior, Rodrigo Peñailillo, ha confirmado la muerte de cinco personas -cuatro hombres y una mujer- por ataques cardiacos y aplastamiento a causa del terremoto de 8,2 grados de magnitud en la escala de Ritcher registrado este martes en el norte del país.

Este segundo informe sobre la emergencia ha sido presentado a las 01.09 horas de la madrugada (hora local). En el texto también se informa del levantamiento de la alerta de tsunami vigente en la zona costera del territorio nacional desde Puerto Chacabuco, en la Región de Aysén, hasta la Antártica.

Por su parte, el director de la Oficina Nacional de Emergencia (Onemi), Ricardo Toro, ha añadido que 11 hospitales situados en zonas de posible inundación fueron evacuados durante la noche, y ha asegurado que el borde costero fue evacuado “en un 100 por ciento”, de acuerdo con la información del diario chileno El Mercurio.

Mientras tanto, las localidades que se han visto afectadas por los cortes de luz van recuperando poco a poco el suministro eléctrico y las olas van llegando hasta las zonas costeras provocando algunas inundaciones en las calles más próximas al mar.

Bachelet decreta “estado de catástrofe” en las regiones más afectadas por el terremoto

La presidenta de Chile, Michelle Bachelet, ha decretado “estado de catástrofe” en las regiones de Arica y Parinacota y de Tarapacá, las más afectadas por el terremoto de 8,2 grados de magnitud en la escala de Ritcher que ha sacudido este martes el norte del país, dejando un saldo de al menos cinco víctimas mortales –cuatro hombres y una mujer– por ataques cardiacos y aplastamiento.

La mandataria chilena ha valorado la “rapidez” con la que han operado los organismos de emergencia tras el intenso seísmo, que obligó al Gobierno a emitir una alerta por tsunami en toda la costa del país. “La alerta de tsunami fue dada con prontitud y hemos visto una evacuación ordenada de las personas, que han colaborado desde el primer momento”, ha apostillado Bachelet, según ha informado el diario chileno El Mercurio.

La presidenta ha permanecido durante toda la noche en La Moneda, al corriente de todas las novedades de la situación generada por el terremoto, y ha suspendido sus actividades oficiales para este miércoles. De la misma forma, ha avanzado que tanto el ministro del Interior, Rodrigo Peñailillo, como autoridades militares, se trasladarán al norte del país para supervisar las tareas de los equipos de emergencia.

De acuerdo a la normativa actual, el estado de catástrofe es dictado por la presidenta de la República en caso de calamidad pública, según ha explicado el citado diario, que ha añadido que el decreto respectivo ha sido firmado esta mismo madrugada por la mandataria y los titulares de Interior y Defensa.

El terremoto se ha registrado a las 20.46 horas (hora local) y tuvo epicentro en el mar, 85 kilómetros al suroeste de la localidad de Cuya. Asimismo, el Servicio Geológico de Estados Unidos ha añadido que el seísmo fue muy superficial, a sólo 6,2 millas (unos 10 kilómetros) debajo del lecho marino.

Prácticamente de inmediato y a través de las redes sociales, las fuerzas policiales chilenas pedían a los ciudadanos que ante las réplicas –que se cuentan por decenas–, conservasen la calma y continuasen con la evacuación, unas recomendaciones similares a las que realizaba el Ministerio de Obras Públicas: “Si está en la costa diríjase hacia zonas de seguridad ubicadas en altura. Evacue a pie. Regrese solo cuando la autoridad lo indique”.

UNAS 300 PRESAS ESCAPAN DE LA CÁRCEL

Las autoridades locales han ido informando sobre los daños que se iban produciendo en sus ciudades. Así, el gobernador de Iquique, Gonzalo Prieto, indicaba que tres personas se encontraban heridas de gravedad, entre ellas una mujer adulta y un bebé de dos meses, y alertaba de que 300 presas de la cárcel local se había fugado.

Ante esta noticia, el ministro del Interior, Rodrigo Peñailillo, propiciaba el desplazamiento de un centenar de efectivos de las Fuerzas Especiales de Carabineros a la zona. “Las Fuerzas Armadas, Carabineros y la Intendencia coordinan para dar tranquilidad a todos los habitantes de Iquique es una medida preventiva de sacar fuerzas armadas en Iquique por la fuga de unas 300 reas”, señaló.

De la misma forma, los mandatarios locales han informado de varios incendios en la zona norte del país, así como de daños causados por el terremoto en diversas carreteras. Entre tanto, los vecinos se han visto afectados por los cortes de luz, aunque las localidades van recuperando poco a poco el suministro eléctrico.

El director de la Oficina Nacional de Emergencia (Onemi), Ricardo Toro, añadía que 11 hospitales situados en zonas de posible inundación fueron evacuados durante la noche, y aseguraba que el borde costero fue evacuado “en un 100 por ciento”.

Finalmente, las olas del tsunami llegaban hasta algunas zonas costeras, provocando algunas inundaciones en las calles más próximas al mar. Sin embargo, en torno a la 01.09 horas de la madrugada se levantaba la alerta en parte de la zona costera del territorio nacional, desde Puerto Chacabuco, en la Región de Aysén, hasta la Antártica.

Cancelada la alerta por tsunam

El Sistema Nacional de Alarma de Maremotos (SNAM), dependiente del Servicio Hidrográfico y Oceanográfico de la Armada chilena (SHOA), ha cancelado el estado de alarma por tsunami en las regiones de Antogofasta y Valparaíso, en la costa norte de Chile, tras el terremoto de magnitud 8,2 en la escala abierta de Richter registrado en la noche del martes, ha informado el diario El Mercurio.

La cancelación de esta alerta por tsunami también incluye al archipiélago Juan Fernández y la isla San Félix. No obstante, la isla de Pascua continúa en estado de alarma, según ha explicado esta madrugada el ministro del Interior chileno, Rodrigo Peñailillo.

El SHOA ha señalado en un comunicado que la decisión de retirar la alarma por tsunami en estas regiones se debe a la “información recopilada por estaciones de nivel del mar” y la “evolución de la propagación de la onda de tsunami y modelamiento”.

Anteriormente, el SNAM había cancelado la alerta vigente entre Puerto Chacabuco y la Antártica. De esta manera, la alarma se mantiene en las costas de las regiones de Arica y Parinacota y Tarapacá y en la zona litoral entre las regiones de O’Higgins y de Aysén hasta Puerto Chacabuco.

El terremoto se ha registrado a las 20.46 horas (hora local chilena) y ha tenido su epicentro en el mar, a 85 kilómetros al suroeste de la localidad de Cuya. El Servicio Geológico de Estados Unidos ha informado de que el temblor ha sido muy superficial, ya se ha situado a sólo 6,2 millas (unos 10 kilómetros) de profundidad en el lecho marino. Hasta el momento, las autoridades chilenas han confirmado la muerte de cinco personas como consecuencia del movimiento sísmico.

Por otro lado, el Centro de Alertas de Tsunami del Pacífico ha retirado la alerta y las advertencias por tsunami que había decretado previamente para Chile, Perú, Ecuador, Colombia, Panamá, Costa Rica, Nicaragua, El Salvador, Guatemala, México, Honduras y la Polinesia Francesa, tras el terremoto de magnitud 8,2 registrados en la noche del martes frente a la costa chilena.

“La alerta o advertencia de tsunami emitidas por el Centro de Alertas de Tsunami del Pacífico han quedado canceladas en Chile, Perú, Ecuador, Colombia, Panamá, Costa Rica, Nicaragua, El Salvador, Guatemala, México, Honduras, la Antártida, Pitcairn y la Polinesia Francesa”, ha informado el organismo estadounidense, en un comunicado publicado en su página web.

En su escrito, el Centro de Alertas de Tsunami del Pacífico ha dejado claro que corresponde a las autoridades de cada país adoptar “las decisiones relacionadas con el estado de alerta en su zona y las medidas a tomar como respuesta.

Chile, Perú y Ecuador han emitido una alerta por tsunami tras el terremoto de magnitud 8,2 en la escala de Richter registrado en la noche del martes con epicentro a unos 80 de la costa norte de Chile y a una profundidad de unos diez kilómetros. El seísmo ha acabado con la vida de al menos cinco personas, según el balance ofrecido por el Gobierno chileno.