X
la columna>

La columna de Churchill – Por Tinerfe Fumero

   

‘Selfie’, ‘crowdfunding’, ‘coach’ y otras cuentitas de colores tan ‘resilientes’
La crisis es primavera para los sortilegios. Estación en la que los vendedores de humo florecen por yermo que sea el suelo. Las innovaciones tecnológicas también dan pábulo al listillo, al aprovechado. A quienes pretenden aparentar lo que no son, o pretenden vender algo que no vale tanto como piden. Sus víctimas habitan en el pozo de la ignorancia, ese tan profundo en el que moramos todos aunque cada uno a su nivel. La fórmula que comunica a unos con otros es el engaño. Por eso hastía tanto que, a estas alturas de la película, se llame selfie al autorretrato o crowdfunding al micromecenazgo, cuando no a ese menester tan antiguo que es pedir limosna o favores. Seguramente, la principal diferencia entre un entrenador y un coach sea (idiomática aparte) en que uno tiene el documento oficial que le confiere categoría como tal mientras que el otro solo pide que así lo llamen. Ahora resulta que el Ayuntamiento de Santa Cruz de Tenerife aspira, dicen sus prohombres, al título de ciudad resiliente. Entiendo que el uso de semejante término (lo correcto sería resistente) se debe a una traducción incorrecta de Naciones Unidas, otorgadora de tal blasón. Háganse un favor: atiendan al sentido común y guíense por el criterio propio. Aunque lo diga la ONU.