X
política>

Comienza el trabajo interno de la reforma de la Administración local

   

D. N. M. | Santa Cruz de Tenerife

Con la entrega al portavoz del grupo parlamentario mixto, Román Rodríguez, de los borradores de anteproyecto de ley de cabildos y del sector público municipal, el presidente del Gobierno, Paulino Rivero y el consejero de Presidencia, Francisco Hernández Spínola, cerraron ayer la ronda de consultas previa al inicio del trabajo interno para lograr el consenso.

Tras despachar con el último interlocutor de esta fase, Spínola transmitió las buenas vibraciones a los medios de comunicación. Aunque no se atrevió a fijar una fecha, el consejero enarboló las banderas de la reforma local y de la transparencia como estandartes de la octava legislatura.

Al igual que había trasladado a José Miguel Ruano (CC), Manuel Fajardo (PSOE) y Asier Antona (PP), Hernández Spínola resumió que se pretende “definir la distribución de competencias entre los tres niveles de la Administración pública de Canarias sobre el principio de eficiencia y evitando duplicidades en la ejecución de funciones y tareas”.

En su turno de comparecencia ante los informadores en el patio de la sede tinerfeña del Ejecutivo regional, Román Rodríguez mostró su plena disposición a colaborar para revertir el “enorme retroceso” que han experimentado las corporaciones con la ley nacional de sostenibilidad, que “ha recortado capacidad de maniobra y competencias”.

La calidad de vida de la ciudadanía “no se garantizaría sin los ayuntamientos, el nivel que más llega y mejor se adapta a las necesidades de la sociedad”, puso de relieve Rodríguez.