X
pádel > open canarias ciudad de la laguna mcdonald´s

Una final apasionante

   
Brito y Angulo se saludan en el partido de ayer. / SERGIO MÉNDEZ

Brito y Angulo se saludan en el partido de ayer. / SERGIO MÉNDEZ

JUAN S. SÁNCHEZ | Santa Cruz de Tenerife

Las semifinales de la Primera Categoría masculina dentro de la primera edición del Open Canarias Ciudad de La Laguna McDonald’s no defraudaron. Hubo espectáculo en la pista central del club Tecnisur y dos parejas ganadoras que hoy se verán las caras en una apasionante final que será el preámbulo al gran duelo por equipos entre cinco parejas tinerfeñas y otras cinco grancanarias.
Los visitantes Rubén Álamo y Román Dopico ganaron su plaza en el definitivo choque por el título donde se medirán a los locales Iñaki Angulo y Cristian Brito, vencedores en un excelente partido de unos guerreros Víctor Sáenz y Raúl Pérez.

La primera de las semifinales se desarrolló bajo el guión previsto. Rubén Álamo y Román Dopico, hegemónicos en la mayoría de torneos en los que juegan juntos, volvieron a demostrar que están un pasito por delante de los demás.

Los grancanarios cargaron el juego sobre el lado de Nauzet Guedes y consiguieron romper su saque en el sexto juego del primer set para consolidar esa rotura y llevarse la manga inicial por 6/4.
En el segundo episodio, con Rubén Álamo jugando a un excelente nivel, defendiendo y atacando, casi se repitió el guión. Con empate a tres una rotura de servicio dejó a Guedes y Casal a merced de sus rivales. Estos aplicaron la mayor de sus virtudes, el temple, para mantener su saque y volver a imponerse por 6/4.
El segundo choque de semifinales fue una batalla épica donde Iñaki Angulo y Raúl Pérez emularon enfrentamientos de décadas anteriores, pero esta vez acompañados de la juventud de Cristian Brito y Víctor Sáenz.

El partido fue algo loco en sus inicios. En el primer set Angulo comenzó sacando y conservando el servicio, pero a partir de ahí se produjeron las roturas hasta llegar al 4/2. Víctor y Raúl hicieron su saque, rompieron el de sus rivales y con 5/4 sacaron para terminar ganando el primer set.

Angulo y Brito supieron reponerse al golpe y jugar contra corriente. En el segundo set apretaron los dientes y le echaron casta al juego. En pocos minutos se pusieron 3/0 arriba y dejaron a sus rivales con escaso margen de error. Angulo y Brito volvieron a romper el saque de sus oponentes para ponerse 5/1, cerrar el set al servicio y forzar el desempate.

En la tercera manga el juego de las dos parejas se convirtió en algo más conservador. No había lugar al error. Una simple equivocación los dejaba fuera de la copa. Así, hasta el 3/3 los dos conservaron sus servicios y con Víctor al saque Angulo y Brito tuvieron bola para romper pero la desperdiciaron. Luego, con Cristian Brito al saque llegó el break que parecía definir el choque, pero volvió a aparecer la garra de la pareja local, los habituales de Tecnisur, para romper el saque e igualar el choque (5/5).

En el mano a mano de los dos últimos juegos Brito y Angulo tuvieron más temple y consiguieron el pase para la gran final de esta mañana contra la poderosa pareja grancanaria.
“Ha sido un partidazo y tengo que felicitar a los rivales, tanto a Víctor como a Raúl porque han jugado muy bien y de verdad que cualquiera de las dos parejas podría haber estado en la gran final”, señalaba al final del choque un extenuado e hipermotivado Cristian Brito, la viva imagen de la alegría.

En el resto de las finales de cuadros principales disputadas ayer, Ana López y Abi Díaz derrotaron a Ana Martín y Begoña Mateu dentro de la Segunda Categoría femenina.
Además, en la gran final del mixto B, Antonio Fuentes y María José Galván cayeron derrotados por 6/4 y 6/2 frente a José Carlos Rodríguez Júnior y Paloma.
También hubo momento para la épica en la gran final de la Tercera Categoría masculina. Tras un torneo bastante regular, José Carlos Rodríguez Sénior y Jaime Guinot se llevaron el título venciendo a Juan Martín Escuela e Israel Machín. Rodríguez y Guinot ganaron el primero (6/4), cayeron en el segundo (3/6) y estuvieron perdiendo 4/5 y 0/40 en el tercero, pero sus rivales no supieron rematar y acabaron ganando (7/5).