X
política>

La inversión pública en mejora de zonas turísticas, dos años parada

   

V. P. | Santa Cruz de Tenerife

La mejora de las infraestructuras y renovación urbana de las zonas turísticas se halla desde 2012 en punto muerto, sin que se puedan acometer nuevas actuaciones más allá de las que estaban en marcha antes de ese año, debido a que el Gobierno estatal -ya en la etapa del PP- suprimió los 50 millones de euros que faltaban por invertir del convenio entre Canarias y el Estado, suscrito en la legislatura anterior, por 122 millones de euros en tres anualidades, dentro del llamado Plan Canarias de Zapatero.

Así lo explicó ayer el viceconsejero de Turismo, Ricardo Fernández de la Puente, durante una comparecencia en comisión parlamentaria solicitada por el Grupo Popular. La diputada del PP Astrid Pérez, lejos de sentirse concernida por el referido recorte inversor de Rajoy, acusó al Gobierno canario de incumplir sus promesas de renovación de los núcleos turísticos consolidados “con obras que, en algunos casos, llevan 14 años esperando” y reducir la partida económica destinada a este fin en los presupuestos de los últimos años.

Fernández destacó que, hasta ese parón en 2012, se habían realizado cuantiosas inversiones en la mejora de espacios turísticos, que cifró en 97,5 millones entre los años 2013 y 2011, gracias a convenios entre el Gobierno canario y los cabildos, a los que hay que sumar los del posterior Canarias-Estado. Ya en clave más política, el viceconsejero sintió una “enorme lástima” por la “falta de respeto” del Ejecutivo del PP al suprimir la inversión comprometida, “pese a que esta Comunidad Autónoma ha cumplido con el déficit marcado” por el Ministerio de Hacienda.

La diputada del PP añadió que su partido ya había advertido desde un principio de que el Plan Canarias de Zapatero iba a ser “un engaño”, pues el PSOE anunció 25.000 millones de euros, y “el primer año, el Gobierno socialista no transfirió ni el 15% de lo que había programado”. Desde CC, Claudina Morales se lamentó de que este convenio de infraestructuras turísticas con el Estado “haya corrido la misma suerte que los de carreteras, obras hidráulicas o empleo”.