X
tacoronte>

El Pleno aprueba 200.000 euros que “salvan” la residencia de mayores

   
Decenas de familiares de usuarios del centro fueron ayer al pleno. | DA

Decenas de familiares de usuarios del centro fueron ayer al pleno. | DA

GABRIELA GULESSERIAN | Tacoronte

La duda estuvo hasta último momento y prueba de ello fue la asistencia de un nutrido grupo de familiares al Pleno extraordinario que celebró ayer el Ayuntamiento de Tacoronte, para decidir si aprobaba una modificación presupuestaria que permitiera otorgar una ayuda a la residencia de mayores de la Fundación Canaria Familia Quesada Sánchez. Pese a la urgencia, el asunto se dejó sobre la mesa en el anterior pleno debido a que los grupos de la oposición (Partido Popular, no adscritos (ex PSOE) y Alternativa Sí se puede) aludieron “irregularidades técnicas” en el expediente que presentó el Gobierno municipal. (CC).

La cantidad que se aprobó por unanimidad fue de 200.000 euros, el doble de la inicialmente prevista dado que se incluyó el importe de todo el año y no de los primeros seis meses. De esta manera, se cumple con lo estipulado en el convenio con la fundación mediante el cual el consistorio afronta los gastos derivados de la diferencia existente entre el aporte de cada usuario y el coste real de su estancia en el centro.

La modificación en las cuentas también contempla otras partidas menores para la Fundación Alhóndiga (10.000 euros), los convenios con Cáritas (9.000) y Cruz Roja (23.000 euros), el Centro para el Desarrollo Rural de la Comarca Tacoronte Acentejo (13.000) y la Asociación Protectora de Animales Madruga Tacoronte (15.000). Ahora deberá ser sometida a exposición pública durante 15 días y luego el Pleno deberá aprobar la modificación de los distintos convenios para asignarles las partidas correspondientes a este año.

Confrontación
Ni siquiera para asuntos tan cruciales como este, la oposición y el Gobierno local son capaces de ponerse de acuerdo. Como viene siendo habitual en los últimos meses, ambas partes se intercambiaron críticas de diferente índole dado que la primera insistió en que CC no le había proporcionado toda la información desde el primer momento y sí lo había hecho después debido a las repercusiones sociales.

Los nacionalistas se defendieron argumentando que el convenio estaba prorrogado y era el mismo que se había traído años anteriores, “con la misma cantidad y la misma justificación” ya que ninguna de las partes lo había denunciado y por lo tanto, se mantenía. “Me da pena que haya estado en mi grupo de Gobierno y haya sido concejal de Servicios Sociales”, le dijo el alcalde, Álvaro Dávila, al exedil socialista Rodolfo León, quien minutos antes había sacado a relucir la falta de información.

El concejal de CC Ernesto Arvelo se levantó para hablar y acusó a la portavoz del PP, Teresa Barroso, de “contaminar” la anterior sesión plenaria y le sugirió al de Sí se puede, Ángel Guanche, “que se leyera los expedientes que se le ponen delante”. Este último le contestó que la semana pasada no se tenían todos los datos y prueba de ello es que el expediente presentado ayer es diferente al del pasado lunes, tal y como lo confirmó después la secretaria municipal a petición de Teresa Barroso.

“Un aplauso por los viejos”
“Ésto se merece un aplauso por los viejos”, gritó una persona del público asistente al terminar la sesión plenaria, a la que también acudieron miembros del patronato y de la Fundación Canaria Familia Quesada Sánchez. Su director, Eliseo Pérez Lara, no pudo ocultar su satisfacción por el resultado final. “Ahora podré dormir tranquilo y ya no necesitaré pastillas”, confesó. Además, comentó que los responsables de Gerón, la empresa que gestiona el centro, “estaban muy dolidos por la situación. Y aunque les dijeron que los apoyaban en todo lo necesario y que seguían prestando sus servicios, si el Pleno votaba en contra, había que buscar otra solución”. Ahora, Pérez Lara dijo que en los próximos días recibirá un documento que garantice que tiene el dinero para pagarles. Debido al malestar y a la incertidumbre que se había generado en el centro, los responsables de la fundación convocaron el domingo una reunión con los familiares de los usuarios para informarles de la situación. “Ahora dicen que la culpa es mía, pero ¿quién se negó a dar una solución? Años anteriores el dinero estaba siempre en la cuenta el día 1 de enero y el día 1 de julio y eso no fue lo pasó esta vez”, manifestó el director.