X
política>

El PP canario afirma que los sondeos “seguirán adelante, con o sin la voluntad” de Baleares y Canarias

   
Manuel Fernández, en su despacho del Parlamento de Canarias. / FRAN PALLERO

Manuel Fernández, en su despacho del Parlamento de Canarias. / FRAN PALLERO

VICENTE PEREZ | Santa Cruz de Tenerife

El diputado del PP Manuel Fernández hizo ha hecho este martes en el pleno Parlamento regional una apasionada defensa del sector petróleo para Canarias porque es “oro molido” pues a su juicio crea empleo y es compatible con el turismo, desde la refinería de Cepsa, pasando por la acogida de plataformas en los puertos del Archipiélago (también en los de “La Gomera y La Palma”) y llegando a las prospecciones petrolíferas previstas por Repsol en alta mar frente a Lanzarote y Fuerteventura.

Es más, el parlamentario popular manifestó que los sondeos tanto en Canarias como en Baleares “seguirán adelante con o sin la voluntad” de ambos archipiélagos, pues “gracias a Dios tenemos un Gobierno valiente en España que sigue los intereses generales de los españoles”. De esta forma, Fernández se enfrenta a su propio partido en Baleares, donde el Gobierno regional y los consejos insulares están en contra de los sondeos previstos por la petrolera Cairn.

Tal es así que el diputado herreño sostuvo que su postura “es realista” y refleja “lo que pasa en todo el mundo sin excepción”, pues el petróleo es necesario, y agregó específicamente que Baleares “no es el mundo, es parte de España, y allí las prospecciones van a seguir adelante con su voluntad o no”. A su juicio, defender usar solo energías renovables y “generar biodiesel y usar biomasa criando cabras queda muy bonito” pero no es “realista”.

“Que se meta sus críticas donde le quepa”
Le respondió la diputada majorera de CC Claudina Morales, quien le acusó de que no le preocupa que llegue un derrame de crudo a las costas canarias y al ministro José Manuel Soria de “estar preparándose su futuro en Repsol” con el apoyo del PP canario y “faltando el respeto a las instituciones públicas” del Archipiélago con el expediente de los sondeos. Ante tales palabras, Fernández le exigió que las retirara, en el caso de las que a él le afectan “o que se las meta la diputada donde le quepan”, y en las referidas a Soria, por considerarlas “muy graves”. El portavoz de CC-CCN-PNC, José María Barragán, respondió que su grupo no retirará “ni una sola de las palabras” expresadas por Morales, y, en cambio, sí exigió que el diputado del PP se retractara de las suyas por insultantes hacia una diputada. Fernández aclaró que se refería a que la parlamentaria se las metiera “en la cabeza” y no en otro sitio, pero que si su expresión pudo entenderse de manera ofensiva, la retiraba. Llegados a este punto el presidente del Parlamento, Antonio Castro, conminó a sus señorías a no perder las formas.

Entrando en materia, Morales señaló que es “absolutamente falso” y una “mentira” decir que el 10% del consumo de petróleo en España se puedan cubrir con el que se saque en Canarias, pues “se pondrá en el mercado al valor que tengan los barriles en ese momento, y la Ley de Hidrocaburos solo establece que la empresa que lo extraiga pague impuestos al Estado”. Por tanto, concluyó, “no generará puestos de trabajo en Canarias, pues una plataforma tiene de media 100 trabajadores y un hotel tiene dos mil personas más el personal necesario”.

A su juicio, que el PP diga que extraer petróleo en aguas profundas no tiene riesgo ambiental “es un insulto a la inteligencia, y si no que se lo digan a los del Golfo de México”, al tiempo que recordó que “en Baleares, Valencia y Málaga, curiosamente donde gobierna el PP, se oponen a las prospecciones en el mar con los mismos argumentos que nosotros”. Igualmente, la diputada nacionalista se quejó de que el Ministerio de Medio Ambiente frene precisamente la tramitación del futuro espacio marítimo protegido (LIC) que abarcará todo el mar del este de Lanzarote y Fuerteventura y al sur de esta isla. “Lo que se está viviendo con este expediente de Repsol es terrible”, apostilló.

Berriel reclama el referéndum
Por su parte, el consejero de Obras Públicas y Ordenación del Territorio, Domingo Berriel, denunció el “completo oscurantismo” de los ministerios de Industria y Medio Ambiente en la tramitación del expediente de Repsol, que para el Gobierno canario contiene “carencias insalvables” que obligarían a “invalidarlo y detenerlo”, entre ellas la falta de un proyecto técnico en el estudio de impacto ambiental presentado por la petrolera, la no evaluación de las especies que pueden verse afectadas, o la afección a las costas, los ecosistemas o la desalinización de agua. También se quejó Berriel de que no se consultara a la Organización Marítima Internacional (OMI), que declaró las aguas del Archipiélago zona marítima de especial sensibilidad ante el tráfico marítimo, canalizando el paso de barcos petroleros solo por dos pasillos, situados entre Tenerife y Gran Canaria, y entre esta isla y Fuerteventura.

El consejero también reclamó que se cumpla la obligación de un real decreto de 1988 que obliga a ser análisis social del rechazo o aceptación social del proyecto, “y el mayor test para saberlo es el referéndum que el Gobierno canario ha pedido por cauces oficial y con el debido respeto institucional”.

El diputado del PP tiró la toalla porque cree que “el Gobierno canario no ha demostrado nada científicamente” sobre el riesgo de los sondeos, y porque si CC solo cree que la industria petrolera creará 200 empleos “no hay nada que discutir”. Añadió que “se protesta donde no se ha encontrado petróleo, pero donde lo han sacado están felices, como en Tarragona o el Delta del Ebro, y cuando lo haya en Canarias, CC tampoco protestará”.

PSOE: “La Abogacía del Estado, del lado de Repsol”
Desde el grupo Socialista, su portavoz, Manuel Fajardo, proclamó que el PSOE “no quiere gobiernos tramposos que ocultan información y solo la muestran cuando se les enseña un auto del Tribunal Supremo, y encima la Abogacía del Estado se pone del lado de Repsol; ni quiere un gobierno que hace una injerencia intolerable en el proceso judicial pendiente sobre las prospecciones al decir que se harán ya en una fecha concreta”.

Por parte del grupo Mixto, el diputado de Nueva Canarias (NC) Román Rodríguez consideró que en este asunto “las formas también se han perdido, se han perdido los papeles” porque el Gobierno estatal ha denegado el legítimo acceso de las instituciones públicas canarias al expediente de los sondeos, un proyecto al que se refirió como “una decisión unilateral que puede favorecer a particulares”.