X
canarias, ¿futura región petrolera? >

Ríos: “Industria no podrá en meses dar permiso a Repsol”

   
Fernando Ríos. | F. PALLERO

Fernando Ríos. | F. PALLERO

VICENTE PÉREZ | Santa Cruz de Tenerife

El Gobierno canario aseguró ayer que la autorización a los sondeos de Repsol “necesariamente se tiene que demorar al menos tres meses más”, porque el Ministerio de Medio Ambiente debe permitir aún que las administraciones canarias afectadas consulten y respondan a la “abundante” documentación que requirió a la petrolera tras la información pública del proyecto, para la declaración de impacto ambiental.

Esta versión contrasta con la ofrecida a este diario por el subsecretario del Ministerio de Industria, Energía y Turismo, quien avanzó que en apenas “unas semanas” Medio Ambiente dará su conformidad a este proyecto, dado que, según le han informado los técnicos de este organismo, no hay ya condicionantes insalvables para las prospecciones, ni siquiera la prevista declaración del mar del este y sur de Lanzarote y Fuerteventura como espacio protegido de la Unión Europea con la categoría de LIC.

“El señor subsecretario no puede decir que todo estará listo en unas semanas, porque falta una nueva fase de consulta, así que la solución final se demorará al menos tres o cuatro meses, incluyendo un plazo de un mes para las administraciones públicas afectadas, como establece el artículo 9,4 del real decreto legislativo del texto refundido sobre la normativa de evaluación ambiental de determinados proyectos”, manifestó ayer a este medio el comisionado para el Desarrollo del Autogobierno y las Reformas Institucionales del Ejecutivo regional, Fernando Ríos.

De hecho, a su juicio, “lo nuevo del expediente casi es mayor que lo que salió a exposición pública” sin olvidar “los 800 folios” sobre el LIC, que el Gobierno canario ha logrado recabar a través del Tribunal Supremo.
En cuanto al ofrecimiento del subsecretario de Industria de negociar una compensación fiscal a Canarias por extraer el posible crudo o gas, Ríos respondió, tajante: “Canarias no se vende por un plato de lentejas, no vamos a negociar nada, nuestro petróleo es el turismo”.