X
política>

Rojas: “El PP me acusa de estafa en Vivienda porque perdió la razón”

   
Inés Rojas, ayer, en rueda de prensa junto al resto de su equipo directivo del área de Vivienda. | DA

Inés Rojas, ayer, en rueda de prensa junto al resto de su equipo directivo del área de Vivienda. | DA

VICENTE PÉREZ | Santa Cruz de Tenerife

Estafa es un delito en el Código Penal. Y esa es la expresión que la diputada del PP Cristina Tavío empleó en el Parlamento regional la pasada semana y en su blog personal desde marzo para referirse a que el Gobierno canario no había justificado decenas de millones de euros aportados por el Estado para rehabilitar y reponer viviendas, y que parte los ha desviado de forma irregular para ayudas al alquiler.

Pues bien, la consejera de Vivienda, Inés Rojas, ofreció ayer una rueda de prensa exprofeso sobre este asunto, acompañada del resto de su equipo directivo en esta área. “Si creen que hay un delito, que lo denuncien, pero yo les digo a los ciudadanos que no lo hay, sino que esa es la forma de expresarse de quien ha perdido la razón y ya no tiene argumentos”, aseveró Rojas.

Preguntada por este diario al respecto, la consejera explicó que “en algunos convenios se prevé destinar dinero al alquiler de viviendas, para el realojo temporal de los vecinos hasta llevar a cabo las obras, y eso lo sabe el PP; por lo que sus acusaciones demuestran demasiada mala fe”. A su juicio, el PP “trata de confundir y entretener” para tapar que el Plan Estatal de Vivienda 2013-2016 aún no se aplica un año después de aprobado porque la ministra de Fomento, Ana Pastor, no ha firmado el convenio con Canarias para invertir 55,5 millones (13 de ellos de las arcas autonómicas) en la reposición y rehabilitación de barrios.

También reiteró que el 26 de febrero su Consejería registró en Fomento las justificaciones de los últimos 32 millones de los 126 recibidos del Estado desde 2005 para este fin, y que, según Rojas, se justificaron año a año dentro del plazo legal. “El PP no puede decir que este documento es falso, ya está bien de acusaciones sin fundamento”, remachó, mostrando el escrito que certifica la entrega de esta documentación.

Para avalar sus palabras, a su lado estaban ayer, por parte del Instituto Canario de Vivienda, su directora general y su secretaria general técnica, así como la responsable del departamento económico de la Consejería. Además, Rojas se quejó de que en los meses que dura ya esta polémica, no ha habido requerimiento alguno del Ministerio para subsanar errores o añadir documentos a las justificaciones aportadas.

Dicho esto, anunció que iba a “seguir luchando por establecer el diálogo con Fomento” y que ayer mismo iba a llamar al secretario de Estado “para que impere la lealtad institucional y el sentido común, pues la gente no se merece esta polémica”.