X
arona>

El salón social de la urbanización Hermano Pedro abre en septiembre

   
AYUNTAMIENTO DE ARONA

El Ayuntamiento de Arona. | DA

JOSÉ L. CONDE | Arona

El salón social de la urbanización de viviendas del Hermano Pedro abrirá de nuevo sus puertas en el mes de septiembre tras cinco años cerrado, según anunció la concejala de Servicios Sociales, Clara Pérez, tras una pregunta formulada por el portavoz municipal del Centro de Arona (CAN), José Fuentes. Este centro, que fue cerrado por falta de subvenciones, permanece tapiado en una zona donde existen numerosos problemas de integración de los jóvenes y de consumo y venta de estupefacientes.

José Fuentes recuerda en su moción que en el año 2003, una vez adjudicadas las viviendas en la urbanización Hermano Pedro, surgieron problemas de integración de los adolescentes que llevaron al Ayuntamiento y a los vecinos a desarrollar el proyecto Educación en prevención. Sin embargo, este plan dejó de aplicarse en el año 2009 por falta de subvenciones, como reconoció la concejala de Servicios Sociales.

Esta urbanización está enclavada en Arona junto a los barrios de Vento, Las Casas, Montaña Fría y Túnez, donde conviven actualmente más de 2.600 vecinos con una grave carencia de de ocio, situación que se complica en los meses de verano, especialmente en aquellas familias que no tienen recursos.

Clara Pérez reconoció en el Pleno la dura realidad de la urbanización Hermano Pedro, con “trapicheo y consumo de drogas”, y dijo que se está trabajando en un proyecto más ambicioso, dada la problemática de la zona. Señaló que la idea es poner en funcionamiento el salón social a partir del próximo mes de septiembre con una empresa externa al Ayuntamiento y con técnicos capaces de combatir los problemas que existen en este núcleo de Arona.

La moción del CAN, que fue aprobada por unanimidad, contó con la aportación del portavoz municipal socialista José Julián Mena, sobre que el problema no es solo de juventud sino también de salud pública.

Por otro lado, el Pleno municipal también dio el visto bueno al expediente sancionador a la Unión Temporal de Empresas Elsamex-Tinerfeña de Obras Públicas, que se encarga del servicio de mantenimiento, conservación y mejoras de los edificios municipales y de las vías públicas de Arona, por una infracción grave de contrato. Dicha empresa tendrá que abonar la cantidad de 15.000 euros porque durante los meses de septiembre, octubre y noviembre no contó con un técnico que supervisará las obras que se le habían adjudicado.

Por último, cabe señalar que el Pleno acordó apoyar la moción del edil de Seguridad, Movilidad Urbana y Transporte, Manuel Reverón, de sumarse a la campaña de la Naciones Unidas para la Reducción del Riesgo de Desastres y a la de Ciudades Resilientes, es decir, aquellas que tienen la capacidad para ante una amenaza resistir, absorber, adaptarse y recuperarse de sus efectos de una manera oportuna y eficaz.

Homenaje a Galván Bello
La propuesta del Partido Popular, defendida por Raquel García, de que el futuro Hospital del Sur lleve el nombre de José Miguel Galván Bello, expresidente del Cabildo de Tenerife en dos etapas, la última concretamente entre los años 1979 -1983, como homenaje a su implicación en el desarrollo económico y social de esta comarca, consiguió el apoyo de todos los grupos políticos, aunque la propuesta quedó abierta por si hasta el día de su apertura surgen nuevas iniciativas. Incluso, ya Manuel Barrios, del Centro de Arona, se anticipó, recordando a Sebastián Martín, exconcejal de Hacienda, fallecido recientemente, como uno de los posibles nombres para este centro. Sí hubo coincidencia para reclamar urgencia en los trabajos de construcción del futuro Hospital del Sur, complejo del que todavía queda mucho, ya que a finales de años solamente estará terminada la parte correspondiente al centro sociosanitario, que se espera esté en funcionamiento a principios del próximo año. José Julián Mena, portavoz socialista, dejó claro que antes que el nombre está la conclusión de esta obra vital para el sur de la Isla, que ha incumplido los plazos.