X
en la carrera>

San José de Anchieta – Por Domingo J. Jorge

   

Ya no es un proyecto, ni siquiera algo que se comenta en cualquier café de La Laguna. No, es una realidad. Ya José de Anchieta es Santo. De beato a Santo. Un proceso bastante largo, pero que ha alcanzado los frutos previstos, por mucha gente. Porque esta ardua labor cuenta siempre con alguien que ha llevado la cruz sobre los hombros.

En este caso han sido, por supuesto, los laguneros, y el pueblo de Tenerife, pero también hay instituciones por medio. Quizás, una, que siempre está en la sombra, pero hay que nombrarla, aunque no gusta de aparecer, es la Hermandad de Caballeros del Padre Anchieta, con Esteban Afonso, como Hermano Mayor. Una Hermandad que no ha descansado hasta que lo ha conseguido.

También, está la enorme labor realizada por el Obispado de San Cristóbal de La Laguna y por el propio Ayuntamiento de esta ciudad, y cómo no, nuestra Universidad desde su Cátedra de Anchieta, la hoy ULL. Pero en medio hay personas a las que se debe reconocer mucho. Yo, quizás por haber tenido la suerte de ser alumno de uno de ellos, de unos de esos hermanos, nunca olvido su trabajo por Anchieta, porque sus alumnos de Literatura Latina en la Facultad de Filología fuimos testigos.

No quedaba tarde en la que nuestro profesor José González Luis nos dedicaba un momento para hablarnos de José de Anchieta, y de los textos, las fuentes en la que este hombre, este lagunero, ahora Santo, escribía.

De verdad, es un orgullo, para uno que es lagunero hace poco, y para un tinerfeño, el haber pasado por otro momento histórico que hace grande esta ciudad, La Laguna, y esta isla, Tenerife. El jueves, a la una de la tarde, cuando replicaron las campanas de las iglesias en Aguere, y sonaron los voladores, anunciando que Anchieta ya era Santo, son esos momentos en los que te das cuenta de que somos importantes.

La Laguna es importante, y tiene mucho que contar a sus visitantes. El potencial para ofrecer al turista con el que contamos en La Laguna, pocas ciudades en Canarias lo pueden igualar. Ahora José de Anchieta, sonará a spot publicitario, es otro reclamo más para el turista, para el visitante de fuera. Auguro buenos momentos para La Laguna, pero también para la plaza del Adelantado, donde se ubica la Casa Anchieta.