X
SANTA CRZUZ >

Santa Cruz da por finalizada la investigación del padrón sin encontrar culpables

   

DIARIODEAVISOS.COM | Santa Cruz de Tenerife

El segundo teniente de alcalde y concejal de Población, Alberto Bernabé, y el quinto teniente de alcalde y concejal de Inspección y Evaluación de Servicios, Florentino Guzmán Plasencia, han presentado las conclusiones del informe de la inspección de servicio sobre el Padrón municipal de habitantes de Santa Cruz de Tenerife, trasladado a los grupos políticos con representación municipal.

Alberto Bernabé señaló que “hay que recordar que desde un primer momento el Ayuntamiento puso en marcha todos los mecanismos para llevar a cabo la depuración del padrón municipal. “El responsable del área de Población aseguró además que tras el informe llevado a cabo por la inspección de servicio damos por zanjada tanto la investigación como la depuración, que se ha venido realizando paulatinamente desde el pasado mes de octubre”.

Bernabé afirmó que muchas de las propuestas que el informe propone para mejorar el servicio ya se han puesto en marcha con el objetivo de corregir y mejorar las funciones que realiza el negociado de Población.

Florentino Guzmán Plasencia explicó los antecedentes que originaron la creación de este informe desde que en diciembre de 2012 el Instituto Nacional de Estadística (INE) propone al Consejo de Ministros la publicación en el Boletín oficial del Estado (BOE) unas cifras de población que no se corresponden con las existentes en ese momento, hasta conocer el informe definitivo que ha culminado con la depuración y baja de los registros incorrectos del Padrón.

Plasencia señaló que desde el año 1996 “la confección del padrón de habitantes no ha sido la deseable, suponiendo el origen del 99,6% de los errores”. El concejal de Inspección y Evaluación de Servicios afirmó que “el informe es claro al determinar un tratamiento incorrecto de las hojas padronales, que fueron además confeccionadas por una empresa externa”.

Durante este mes de abril, se dará de baja la tercera y última fase que corresponde a los 2.732 vecinos que figuran con direcciones incorrectas, finalizando así el proceso de depuración del padrón municipal de habitantes.