X
SANTA CRUZ >

Santa Cruz recupera todo el Museo de Bellas Artes y locales de La Noria

   
El Ayuntamiento había cedido al Gobierno de Canarias dos de las plantas del Museo de Bellas Artes. / S. M.

El Ayuntamiento había cedido al Gobierno de Canarias dos de las plantas del Museo de Bellas Artes. / S. M.

YAZMINA ROZAS | Santa Cruz de Tenerife

El Ayuntamiento de Santa Cruz recuperará todo el edificio del Museo de Bellas Artes, varios locales de la zona de La Noria, así como una parcela ubicada allí, y redactará junto con el Gobierno de Canarias un nuevo convenio para la rehabilitación del parque cultural Viera y Clavijo, donde se incluye el Teatro Pérez Minik. Estas fueron las principales conclusiones de la reunión que mantuvieron ayer ambas administraciones al objeto del seguimiento del convenio de colaboración para el desarrollo de infraestructuras culturales, firmado en julio del año 2006.

En concreto, el alcalde de la ciudad, José Manuel Bermúdez, informó tras la reunión de que se acordó que el Ayuntamiento recupere dos inmuebles situados en las calles Antonio Domínguez Alfonso y Afilarmónica Ni Fú Ni Fa, en la zona de La Noria, y de una parcela en el mismo entorno. En el convenio se habían cedido estas localizaciones al Ejecutivo regional para que se encargara de su rehabilitación y explotación, así como su uso cultural. Bermúdez apuntó que el Consistorio local estudiará en un futuro los usos y posibilidades de esta parcela y locales.

Asimismo, el Ayuntamiento recuperará también las dos plantas del Museo de Bellas Artes que había cedido al Gobierno para que acogieran la Sala de Arte Contemporáneo y oficinas.
Así, ambas administraciones acordaron que la Sala de Arte Contemporáneo “salga de allí entre el 12 y el 15 de junio”, apuntó el alcalde, quien añadió que el espacio será ocupado a partir de entonces con fondos propios del Museo de Bellas Artes y que ahora mismo se encuentran en el almacén por falta de espacio. Mientras, el Gobierno se comprometió a ubicar la sala en la Casa de la Cultura del Parque La Granja, “con lo que ganamos una sala para la ciudad”, apostilló.

En cuanto a la planta donde están ubicadas oficinas del Ejecutivo regional, su traslado es un poco más complicado por lo que el plazo se extiende hasta el 31 de diciembre de este año.
Uno de los puntos más importantes, y polémicos, del convenio es la rehabilitación del parque cultural Viera y Clavijo, así como del Teatro Pérez Minik. Las negociaciones sobre este tema se habían estacando a raíz de la intención del Gobierno canario de demoler el antiguo teatro, en vez de rehabilitarlo tal y como se establecía en el convenio, y la negativa del Consistorio local a este derribo.

Trasladar a Rivero

Finalmente, ayer ambas administraciones acordaron redactar un nuevo convenio para la rehabilitación de este entorno. Sin embargo, Bermúdez exigió que dicho convenio incluya una ficha financiera y una compromiso presupuestario, para este y el próximo ejercicio, que contemple la remodelación del teatro, en un primer lugar, y la rehabilitación del resto del parque cultural, con posterioridad.
Sin embargo, aunque la Consejería de Cultura se mostró partidaria de redactar un nuevo convenio, “no se compromete a establecer una ficha financiera”, apuntó el alcalde, por lo que afirmó que trasladará esta exigencia al presidente del Ejecutivo, Paulino Rivero, en la reunión que le ha solicitado y que aún no tiene una fecha concreta.

En cuanto a la posibilidad de que el teatro se reconstruya en otro punto del parque distinto a su ubicación actual, según informó recientemente la consejera de Cultura, Inés Rojas, Bermúdez señaló que considera esta opción “difícil”, pero que el Ayuntamiento capitalino está dispuesto a estudiarla, mientras suponga la recuperación en el parque de esta sala multifuncional bajo el nombre Pérez Minik.