X
sobre el volcán>

Los Sauces coge la delantera – Por David Sanz

   

En medio del histerismo que ha entrado en esta isla con los arrecifes artificiales, con barcos que acaban siendo fantasmas, enanos submarinistas, fundaciones que están en quiebra o pateras reconvertidas, San Andrés y Sauces ha ido a su ritmo y ha cogido la delantera en todo este terreno y ya tiene algo para ofercerle a los buceadores que quieran realizar esta práctica en los bellos fondos de la costa saucera. El alcalde, Francisco Paz, que no se ha dejado dominar por ningún canto de sirena en este asunto, contrató a unos expertos que trazaron unos senderos por la costa de la localidad para que los buceadores puedan conocer con detalle qué es lo que se pueden encontrar cuando se sumergen en sus aguas y por dónde deben ir para disfrutar de un paisaje submarino y natural, sin ponerle ninguna añadidura. El sentido práctico de la gente que tiene los pies en el suelo le ha funcionado a la perfección al alcalde norteño, que ya tiene definido un espacio de buceo sin aditamentos, sino valiéndose de la riqueza de los fondos del municipio. Mientras tanto, por otros lares, están tirándose unos a otros barcos y arrecifes a la cabeza. A veces pensamos que en lo más complejo está la solución de los problemas, cuando la realidad te demuestra todo lo contrario. Con gestos sencillos, como el que ha hecho el Ayuntamiento de San Andrés y Sauces, ya has creado algo donde antes no había nada, y has despertado una oportunidad sin recurrir a grandes inversiones. Además, una iniciativa dimensionada a la realidad, tanto en el gasto público como en las posibilidades. Una actuación que tampoco se ha tenido que tropezar con las exigentes condicionantes que pone la Administración de Costas para cualquier iniciativa que se lleve a cabo en el litoral. Y ahí están esas infografías que dibujan el fondo submarino del Charco Azul y sus entornos, como Puerto Espíndola o El Varadero. Sin duda, San Andrés y Sauces tiene una gran oportunidad turística con la creación de la playa y el puerto pesquero. Con mandatarios como Francisco Paz, poquito a poco, seguro que van creciendo y cogiendo la dimensión que se merecen. Lo deseable es que todos los demás proyectos salgan también y La Palma crezca en este subsector como un atractivo turístico. Pero a veces da la sensación de que perdemos el rumbo y nos perdemos en tormentas inútiles.