X
tribuna>

Siempre me dices lo mismo – Por Isidoro Sánchez

   

En estos últimos días he escuchado en varias ocasiones algunos mensajes políticos sobre Europa, de personajes populares, del PP me refiero, que me recuerdan la letra de aquella famosa zarzuela La del Soto del Parral, que se estrenó en 1927, año de la división de Canarias. Cada vez que se acercan elecciones a la Cámara Europea, al Parlamento de Estrasburgo y Bruselas, los chicos y las chicas peperas repiten lo mismo. Comienzan a cantar la música europea de que votar a Coalición Canaria es votar separatismo. Como en la zarzuela segoviana, el libreto sigue los patrones normales de los dramas rurales. El acto primero tuvo lugar en 1989 cuando tuve la suerte y oportunidad de participar en la vida política de Canarias en la lista al Parlamento Europeo con las Agrupaciones Independientes de Canarias, las AIC.

Como el gobierno español de turno no quiso cambiar la circunscripción electoral del Estado a las comunidades Autónomas tuvimos que buscar aliados políticos para participar en las elecciones europeas y fuimos en coalición con el PNV entre otros partidos demócratas. ¡Para que fue eso! Nos pusieron a parir desde fuerzas políticas adversarias pero los del PP no tuvieron reparo en crucificarme y me acusaron de acudir a las urnas con terroristas hasta el punto de pintorrear las carreteras de Tenerife y La Palma con el mensaje de “ATI=ETA”. Lo digo tan claramente porque una noche vi con mis propios ojos a dos destacados dirigentes peperos, hoy fallecidos, pintando el muro de una carretera. Años más tarde volví a presentarme, en 1994. Los chicos y chicas de Aznar ya no se atrevieron a insultarnos con pintadas porque le anuncié a un dirigente popular lo que sabía de su gente a la hora de tratar con los etarras. Incluso me respetaron en las elecciones europeas de 1999 cuando los votos de los canarios fueron mayoritariamente para el ciudadano que suscribe frente a los del PP y a los del PSOE. Pero ahora han vuelto a salir a cantar desafinados y a denunciar que votar a CC es votar separatismo. Esa es la democracia que pregonan los del PP en su zarzuela política de 2014. Ya el drama no es rural, es energético y urbanístico, y de eso saben mucho los candidatos del PP señores Cañete y González Pons. Por eso Suárez y Tavío quieren tapar en Canarias las veleidades y vergüenzas públicas de algunos personajes de su PP que aspiran a jugar la liga de diputados europeos, y por eso denuncian con hipocresía la decisión política de un grupo como CC para participar legítima y democráticamente en la Cámara europea. En esta ocasión lo vamos a conseguir de nuevo con el amigo y colega, el ingeniero agrónomo Javier Morales, nacido en El Hierro, la ínsula de la Raya del meridiano, la de los volcanes y de las sabinas, la del Garoé.

Por eso su mensaje de defender los intereses generales de los ciudadanos que residen en este archipiélago volcánico no va a caer en saco roto. Ya lo verán. Al menos Javier es honrado y anuncia defender el sector primario y las energías renovables, y para ello se basará en exigir políticamente el hecho diferencial de Canarias como región ultraperiférica de la UE. Pa’lante, Javier; sé valiente y no te arrugues.