X

Soltar lastre – Por Cristina Molina

   

A reflexionar nos ha invitado el señor Curbelo con cordura, serenidad y calma. Llámenme ingenua pero en un primer momento pensé que lo decía por él. Los que tenemos que reflexionar somos nosotros. Casimiro está de vuelta y conoce la verdad absoluta; nadie le menea la silla. Ya el propio PSOE estuvo dispuesto a echarle cuando protagonizó el bochornoso espectáculo en 2011 que por todos es conocido. En efecto dimitió como senador pero continúo al frente del Cabildo. No es mi intención desprestigiar a este político, es su propia historia la que desprestigia a la política. Estamos hablando de un señor que lleva 23 años presidiendo el cabildo y unos cuantos más en política.

Es normal que no quiera marcharse, quizás no sepa hacer otra cosa. Su dilata experiencia política contrasta con sus cero minutos de experiencia laboral. Las críticas le deben engrandecer y reafirmar porque más que un político es un ego andante cuyo mayor don consiste en acaparar poder. Para él lo que puedan decir los militantes de la Gomera o sus compañeros que han dimitido es solo peccata minuta. A pesar de todo, su prestigio en aquella isla no se ha deteriorado en exceso. El papel del secretario general de los socialistas canarios, José Miguel Pérez, es digno de mención. De cara a la galería no hace nada que perjudique el pacto con CC aunque el PSOE en Canarias se esté deshilachando. De puertas para adentro hace milagros para apaciguar a militantes y cargos orgánicos. Si se tratara del partido Z no sería tan importante pero el PSOE está entre los que comienzan el abecedario político. Los partidos que quieran seguir en el abc deben soltar lastre. Llegados a este nivel de hartazgo de los ciudadanos sería conveniente apartar a quienes han convertido la cosa pública en su forma de vida. En ese momento deja de ser un problema concreto de un partido y se convierte en un lastre para todos los ciudadanos.
@cristination_