X
tenerife >

El 20% de los guachinches de la Isla se ha legalizado en nueve meses

   
José Joaquín Bethencourt, Carlos Alonso, Efraín Medina y Rafael Lutzardo, ayer en la presentación. / DA

José Joaquín Bethencourt, Carlos Alonso, Efraín Medina y Rafael Lutzardo, ayer en la presentación. / DA

JESSICA MORENO | Santa Cruz de Tenerife

En el mes de agosto se cumple un año de la entrada en vigor del decreto que regula la actividad de los guachinches, la primera normativa que ha puesto orden a este sector que, fundamentalmente, tiene su origen en el norte de la Isla. Después de estos nueve meses en los que se han dado de alta los primeros establecimientos, según los datos manejados por el Cabildo de Tenerife a día de hoy hay 101 locales legales, entre los que están funcionando, los que han tramitado el permiso, y los que abrieron y cerraron ya tras el periodo de cuatro meses en el que se permite ejercer la actividad. Si se tiene en cuenta que antes de que se aprobara este reglamento se calculaba que prestaban servicios unos 500 guachinches, el 20% del total ha legalizado su situación.

Según la Corporación insular, se trata de un buen dato si se tiene en cuenta, primero, que ha pasado menos de un año, y segundo, que muchos de los establecimientos que prestaban servicio bajo el paraguas del guachinche no lo eran, así que, o bien se han convertido en bodegones, o han cerrado al no cumplir lo requerido en el texto. Así lo puso de manifiesto ayer el consejero de Agricultura, Ganadería y Pesca del Cabildo de Tenerife, José Joaquín Bethencourt, quien hizo estas declaraciones en una rueda de prensa en la que se presentó un libro sobre los guachinches elaborado por Rafael Lutzardo. En la presentación estuvieron presentes, además del autor, el presidente del Cabildo, Carlos Alonso, y el vicepresidente económico, Efraín Medina. Bethencourt precisó que 16 de los locales se ubican en Santa Úrsula, 14 en La Victoria de Acentejo, 12 en La Orotava, 11 en Los Realejos y el resto se reparte en los demás municipios.

En cuanto a las sanciones a los locales que no cumplan, matizó que las denuncias se interpondrán por parte de los colectivos profesionales, y será el Gobierno de Canarias el responsable de aplicar la ley. Además, anunció que desde el Cabildo se está advirtiendo a los establecimientos que utilizan el nombre de guachinche, pero que no cumplen con lo exigido.

En este sentido, Alonso explicó que a partir del año, teniendo un censo más extenso de los negocios que cumplen la normativa, se aprovechará esta oferta gastronómica para incluirla en la estrategia turística de la Isla a través del programa Saborea Tenerife. El presidente indicó que esta unión se puede llevar a cabo en la temporada 2014-2015.

Un libro para conocer los mejores platos

El Salón Noble del Cabildo de Tenerife acogió ayer la presentación del libro del periodista Rafael Lutzardo ¡Vamos de guachinches! Y otras casas de comida, en el que se da cuenta de los principales establecimientos de esta índole que se encuentran en la Isla. Se trata de una publicación que reivindica la cultura popular y que gira en torno a estos establecimientos, e incluye fichas técnicas de los guachinches más destacados de Tenerife a juicio de su autor. El documento “no es una una guía al uso”, sino que también muestra la opinión de varias personas conocedoras de esta tradición. Lutzardo ha contado “su experiencia” y sus “correrías” por los guachinches que, según su investigación, superan el millar. El libro refleja que la crisis de los años 60 provocó la irrupción de estos locales que han conseguido mantenerse hasta la actualidad. Tras una serie de colaboraciones, el libro pasa a las fichas técnicas y ofrece una guía breve de guachinches, tascas, casas de comida, bodegones, bares y restaurantes.