X

Almunia rechaza relajar las normas de competencia para facilitar las fusiones de telecos

   

EUROPA PRESS | Bruselas

El vicepresidente de la Comisión y responsable de Competencia, Joaquín Almunia, ha rechazado este jueves relajar las normas de competencia para facilitar las fusiones entre operadores de telecomunicaciones -tal y como han defendido la canciller Alemania, Angela Merkel, y el candidato del PP europeo a presidir la Comisión, Jean-Claude Juncker- y ha defendido en su lugar crear un mercado único europeo en el sector, en lugar de 28 mercados nacionales.

“Empezar por la reforma de las reglas de competencia -como Merkel, Juncker y otros parecen sugerir- sería un error y traería como consecuencia una transferencia de los costes hacia los consumidores”, ha dicho Almunia durante una conferencia en la ciudad suiza de San Galo, cuyo contenido se ha difundido en Bruselas.

“Se requiere un curso de acción diferente. El primer paso y el más importante debe ser derribar las barreras que todavía fragmentan el mercado único a lo largo de las fronteras nacionales”, ha reclamado el político español, que ha acusado a los Gobiernos nacionales de querer mantener estas barreras para conservar los ingresos de las subastas de espectro y el control sobre los operadores.

“En su lugar, lo que necesitamos para situar a la industria europea de telecos en el siglo veintiuno es un auténtico mercado único de telecomunicaciones, con un regulador de pleno derecho de la UE, la asignación de espectro conjunta en toda la UE y sin recargos por roaming“, ha defendido el vicepresidente del Ejecutivo comunitario.

A su juicio, una vez que se cree este mercado único, las reglas de competencia no necesitarían cambios. “La Comisión evaluaría el impacto de la mayoría de las fusiones en el conjunto de la UE y no en mercados nacionales individuales que ya no existirían”, ha explicado.

Bruselas está analizando en estos momentos dos fusiones entre operadores de telefonía móvil, en los que ha detectado problemas de competencia: la adquisición de la filial alemana de KPN, E-Plus, por parte de Telefónica y la compra de Telefónica Irlanda por parte de Hutchison 3G. Además, acaba de lanzar una investigación sobre la compra del operador de cable holandés Ziggo por parte del grupo de telecomunicaciones Liberty Global.