X
santa cruz>

Aumentan más del 50% los actos vandálicos en la capital

   
Momento de la parada policial y pase de revista del alcalde, ayer, en Santa Cruz. | SERGIO MÉNDEZ

Momento de la parada policial y pase de revista del alcalde, ayer, en Santa Cruz. | SERGIO MÉNDEZ

YAZMINA ROZAS | Santa Cruz de Tenerife

El número de actos vandálicos, a mobiliario urbano y zonas ajardinadas, registrados en Santa Cruz durante el pasado año creció más del 50% respecto a 2012, alcanzando una cifra total de 1.934 delitos de este tipo. Así lo concretó ayer la comisaria jefa de la Policía Local de la capital, Carmen Delia González, durante el acto de entrega, por primera vez en la historia de este Cuerpo, de las medallas al Mérito Policial por servicios destacados o colaboraciones ejemplares.

De la memoria de actuaciones del pasado ejercicio 2013, González destacó también que el servicio de atestados registró un descenso del 15% en el número de víctimas en los accidentes de tráfico, y aunque se mantuvo la cifra de fallecidos, pero “se reduce de manera considerable” los heridos de carácter leve y grave. En este punto, la comisaria subrayó “el esfuerzo realizado para aumentar el número de controles de velocidad instalados por el servicio de radar”, resaltando el incremento de casi el 40% en el número de infractores. En concreto, el radar detecó 3.223 infracciones en el marco de una programación anual donde se cubrieron 193 tramos de vía a lo largo de 241 días. Asimismo, la Policía Local realizó el pasado año 283 detenciones, de las que casi el 45%, en concreto 127, fueron por delitos contra la seguridad vial y 64 de ellas por superar la tasa de alcohol.

La comisaria jefa de la Policía Local destacó también que el 091 registró un total de 85.896 llamadas, lo que supuso un “ligero” descenso respecto a 2012. Si bien apuntó que “la eficiencia de la respuesta ha mejorado”, ya que “en el 63% de los casos las llamadas se materializaron en el envío de recursos policiales”. González indicó que “las dificultades de la crisis” también han afectado al Cuerpo y sus recursos, pero añadió que, a pesar de eso, se continúa “mejorando y ofreciendo un buen servicio”.

En virtud del nuevo reglamento de la Policía Local, y coincidiendo con la festividad de la patrona, la Virgen de Fátima, ayer se hizo entrega oficial de 11 medallas de plata y una con distintivo de oro, además de 42 menciones honoríficas a integrantes del Cuerpo local.

Medalla de Oro
El momento más emotivo del acto tuvo lugar cuando la viuda y los hijos del agente José Luis Abril Castillo, fallecido recientemente y que el pasado 10 de enero protagonizó un servicio de rescate de tres personas que se encontraban aisladas en su propia vivienda debido a un incendio, salvándoles la vida, recogieron la Medalla de Oro concedida por la Policía Local.

Se distingueron también a los diez policías que se han jubilado durante el último año, muchos de ellos con 40 años de trabajo en este cuerpo policial. En el apartado de agradecimientos a la colaboración con la Policía Local se distinguió con dicha medalla, en su categoría de plata, al recientemente nombrado presidente de la Audiencia Nacional, José Ramón Navarro Miranda; a la fiscal jefe provincial de Santa Cruz de Tenerife, Carmen Almendral; y al oficial jefe del parque de bomberos de Santa Cruz de Tenerife, Carlos Rodríguez.

El concejal delegado de Seguridad, José Alberto Díaz-Estébanez agradeció “el esfuerzo y la dedicación de estos hombres y mujeres” e hizo un llamamiento a toda la ciudadanía para colaborar con los agentes. Palabras de “reconocimiento y gratitud” que también tuvo el alcalde, José Manuel Bermúdez, quien destacó que es “propósito y voluntad de la gestión municipal” adaptar este servicio policial a la demanda, apostando por la especialización y la diversificación, como, por ejemplo, con la puesta en marcha del servicio de Protección del Entorno Urbano (Proteu) o la labor de la Unipol.

Este fue uno de los actos principales celebrados ayer en Santa Cruz en honor de la patrona de la Policía Local, la virgen de Fátima, y que también contó con un oficio religioso en honor de la patrona, así como un parada policial y el pase de revista por parte del alcalde de la ciudad.