X
positivando >

‘Be positive’ – Por José Juan Rivero

   

Be positive – Sé positivo”, con este lema comenzaba hace una semana el II Congreso Nacional de Psicología Positiva, donde se dieron cita más de un centenar de profesionales, tanto desde la Psicología, como de otras ramas profesionales, con un único objetivo, profundizar y compartir desde el mundo científico y práctico aquellos aspectos innovadores de esta ya consolidada disciplina dentro de la Psicología. Como hemos ido comentando a lo largo de este año en Positivando el objetivo de la psicología positiva, como define Lyumbomirsky, es el estudio de la alegría, la satisfacción o bienestar positivo, combinada con la sensación de que nuestra vida es buena, tiene sentido y vale la pena. Sin duda, en este congreso hemos podido observar como esta disciplina se ha consolidado en el campo de la psicología y la práctica, respondiendo a la necesidad de las personas, las organizaciones y las comunidades por encontrar modelos basados en la búsqueda de aquellos factores que potencien nuestra felicidad en los diferentes ámbitos de nuestra vida. Por ello descubrimos el potencial de las técnicas terapéuticas desde la psicología sanitaria y de la salud, destinadas a la prevención y a la mejora de la calidad de vida de las personas que se enfrentan a un problema personal, observando la sistematización de procesos que cada vez complementan más y mejoran nuestra intervención.En la misma línea, desde la psicología educativa descubrimos programas como el de Positive de la Fundación Fluir, o el mismo que aplicamos en Felicidad Sostenible que implementan el valor del crecimiento personal destinado a potenciar a la personas desde las fortalezas humanas, la potenciación de las emociones positivas y todas aquellas competencias personales y sociales destinadas a mejorar el bienestar de la comunidad educativa.

Por otro lado, en el mundo de las organizaciones, tuve la oportunidad de compartir una mesa práctica donde múltiples profesionales de distintas disciplinas como Iosu Lazcoz, Joaquín Pelacho, Santiago Vázquez , Belén Varela o Carmen Soler ponen en práctica en sus organizaciones o en el mundo de la ventas, la psicología positiva, mejorando no solo la calidad y la satisfacción de los trabajadores, sino que además incide sobre el rendimiento de manera positiva. Hay que destacar el aporte de esta disciplina en las comunidades, los países, en las ciudades, con iniciativas pioneras tanto en España como en toda Europa bajo el modelo de Felicidad Sostenible. Sin duda, acogiendo las palabras del Presidente de la Asociación Mundial de Psicología Positiva, Carmelo Vázquez, “esta disciplina está más viva que nunca”, y yo agrego, está claro que a pesar de todo podemos ser felices.

*PSICÓLOGO Y MIEMBRO DE LA SOCIEDAD ESPAÑOLA DE PSICOLOGÍA POSITIVA
@jriveroperez