X
política>

Bono y Arias se refieren al separatismo como “el problema más grave”

   
Inocencio Arias, el periodista Santiago Negrín y José Bono. | S. MÉNDEZ

Inocencio Arias, el periodista Santiago Negrín y José Bono. | S. MÉNDEZ

DOMINGO NEGRÍN MORENO | Santa Cruz de Tenerife

El separatismo unió ayer a José Bono e Inocencio Arias. Minutos antes de participar en una conferencia compartida ante setenta empresarios en Santa Cruz de Tenerife (Diálogos para el desarrollo), el exministro y el diplomático jubilado situaron el secesionismo como el problema más grave al que se enfrenta España. “Más incluso que el coyuntural paro y la deseablemente coyuntural corrupción”, resaltó Arias.

Desde el punto de vista del antiguo embajador ante la ONU, el soberanismo disgregador, hoy focalizado en Cataluña, crea una imagen confusa de España y mucha incertidumbre. “Eso hace que los inversores lo estudien más detenidamente”, apostilló. En los jardines del Club Oliver, Bono abundó en la idea de que “la vocación secesionista constituye un elemento esencial de una crisis que además de económica es institucional y de la política”.

Siguiendo esa línea argumental, el expresidente del Congreso de los Diputados tachó de “retrógrada” cualquier planteamiento secesionista. “No nada más reaccionario que todo lo que trabaja en favor del egoísmo”, remachó.
Presidente de la Junta de Comunidades (Ejecutivo regional) durante veintiún años, José Bono definió el centralismo como “una doctrina que avasalla”. Sin embargo, puntualizó que no está en el centro geográfico. “Es un instrumento de tres patas: los industriales vascos, los cerealistas andaluces y los textiles de Cataluña”, evocó al historiador Vicens Vives. En respuesta a una pregunta concreta sobre Canarias, Bono manifestó: “Hacer depender todo de una identidad me parece una antigualla peligrosísima”. A lo que añadió: “Lo que interesa a Canarias interesa a España y lo que perjudica a Canarias perjudica a España”.

El candidato que perdió por un puñado de votos en el congreso federal del PSOE que ganó José Luis Rodríguez Zapatero se cuidó de sacudir el avispero de un hipotético pacto con el PP. “Hay que ponerse de acuerdo en las cosas importantes”, se limitó a decir José Bono.