X
economía>

Canarias crecerá el 2% gracias a la situación exterior y a los ajustes

   
Miguel Cardoso (i), economista jefe del BBVA, durante su charla en La Laguna. | SERGIO MÉNDEZ

Miguel Cardoso (i), economista jefe del BBVA, durante su charla en La Laguna. | SERGIO MÉNDEZ

MARÍA FRESNO | Santa Cruz de Tenerife

La economía canaria vuelve al crecimiento. Ya tocó fondo en el año 2013 y ahora ha iniciado su recuperación que continuará hasta el año 2015; todo ello gracias a un mayor dinamismo del sector exterior y a los avances en la corrección de los desequilibrios internos. Lo aseguró ayer el economista jefe de España de BBVA Research, Miguel Cardoso, durante la presentación del informe Situación Canarias en la Real Sociedad Económica de Amigos del País en La Laguna.

Cardoso estimó que la economía regional crecerá un 2% en 2014 y en torno al 2,2 % en 2015 debido fundamentalmente a tres factores. En primer lugar, al soporte exterior, es decir, el aumento de la actividad a nivel mundial y la recuperación de las economías europeas, favorecerá el crecimiento del turismo, donde Canarias mantiene una ventaja frente a la mayoría de comunidades turísticas.

En segundo lugar, el menor impacto de los ajustes realizados también contribuirá a un crecimiento de la economía regional. Durante el año 2013, el Gobierno moderó su política de consolidación fiscal reduciendo su déficit apenas una décima respecto al registrado en 2012. Por lo que Canarias “afronta este año con una posición diferente a la media autonómica, sin necesidad de realizar grandes esfuerzos para cumplir con el objetivo del -1% fijado para final de año”.

Al mismo tiempo, el sector “más tocado” por la crisis, el de la construcción también ha terminado su ajuste y, a pesar del adelantamiento de compras que hubo en el año 2012, el año pasado las ventas aumentaron en torno al 1,4%. Parte de este aumento, se justifica por la demanda de vivienda por parte de los extranjeros.

El tercer y último factor que provocará el ascenso de la economía canaria es el impacto positivo de las reformas, especialmente la laboral y el II acuerdo para el empleo y la negociación colectiva que “evitaron” una mayor destrucción de empleo.

Cardoso defendió la reforma laboral y explicó que hay dos criterios para mantener el empleo: reducir salarios y reducir jornada laboral. Con el inicio de la crisis, una de las primeras medidas adoptadas fue la reducción de la jornada laboral, sin embargo ésta no fue aparejada con una reducción de salario, sino todo lo contrario. A partir de 2009 los salarios comenzaron a bajar, “lo que ha permitido el mantenimiento de los puestos de trabajo”. Con todo, la tasa de desempleo constituye un reto primordial para la economía canaria, por ello, indicó que “el esfuerzo puede y debe ser mayor para intensificar la recuperación”.

Asimismo, uno de los retos que que BBVA plantea para el futuro es la mejora de la competitividad y para ello hay que apostar por el desarrollo de las empresas tecnológicas que tienen una fuerte relación con el PIB potencial; la educación y la inversión en I+D+i. “Canarias debe redoblar sus esfuerzos para mejorar su posición en estos indicadores”, destacó Cardoso.