X
TENERIFE >

Una comisión de expertos tutela el cambio del Museo de Bellas Artes

   
La reforma del sistema eléctrico de las salas del Museo es uno de los cambios que se están realizando. / DA

La reforma del sistema eléctrico de las salas del Museo es uno de los cambios que se están realizando. / DA

N. TORRES | Santa Cruz de Tenerife

Algunas de las mejores obras del Museo de Bellas Artes de Santa Cruz se encuentran en su sótano. Esta idea es repetida por muchos de los conocedores de tan insigne institución cultural, la misma que desde hace unos días se viene enfrentando a la crítica desde ciertas instancias por la apuesta del Ayuntamiento de recuperar la que hasta ahora ha sido la Sala de Arte Contemporáneo del Gobierno de Canarias para la exposición de sus fondos. La recuperación del esplendor de este espacio expositivo municipal es el objetivo que se ha marcado el Organismo Autónomo de Cultura (OAC) y, para ello, ha convocado a una comisión técnica que va a tutelar el rediseño del museo municipal, un comité en el que han confirmado su presencia representantes de la facultades de Bellas Artes y Geografía e Historia de la Universidad de La Laguna, la Real Academia de Bellas Artes y el Organismo Autónomo de Museos y Centros del Cabildo de Tenerife, además del propio OAC.

Desde el Cabildo de Tenerife, la consejera de Museos, Amaya Conde, mostraba ayer su satisfacción por esta iniciativa que pretende que Bellas Artes saque sus fondos y los exponga, “es un gran museo que merece ser tratado como tal y que viene a completar la oferta cultural de la Isla en general y la del municipio de Santa Cruz en particular”. Según explicó Conde, la labor de los técnicos del Cabildo tendrá que ver más con el diseño del espacio expositivo, y más teniendo en cuenta que se trata de pintura del siglo XIX en su mayoría, que necesita un apoyo técnico adecuado a la hora de exponer los cuadros.

La consejera se mostró contundente al asegurar que el Ayuntamiento de Santa Cruz “cometió un grave error” al firmar el acuerdo con el Gobierno de Canarias, un convenio que, reconoció, ella misma en su etapa como concejal del Consistorio recomendó al área de Cultura que lo denunciara “porque era lesivo para el museo”. “Fue un error -insistió- no apostar entonces por el Museo de Bellas Artes”.

Conde considera que defender este espacio no implica atacar el arte contemporáneo, porque “al que hay que exigir que cumpla con su obligación es al Gobierno de Canarias”. La responsable insular de Museos defiende que “no se puede exigir al Ayuntamiento que supla las obligaciones de la Comunidad cediendo sus propios espacios”. Para el Cabildo, en palabras de Conde, “todo es importante”, en referencia al arte contemporáneo y los fondos del museo: “Cada cosa debe tener su espacio y el de la pintura del siglo XIX es el Museo de Bellas Artes. La sala de arte contemporáneo es responsabilidad del Gobierno de Canarias y que se reabra la de la Casa de la Cultura es una buena noticia”.

Desde la Real Academia de Bellas Artes, otra de las entidades participantes en el rediseño del museo, su presidenta, Rosario Álvarez, también mostró su satisfacción por el impulso que el Ayuntamiento de Santa Cruz quiere dar al museo: “El objetivo principal de esta comisión es que el museo vuelva a adquirir el esplendor que tenía y lo haga mostrando al público la gran parte de los fondos que posee, sobre todo de pintores canarios del siglo XIX y también de la primera mitad del XX”.

Álvarez entiende que la defensa del patrimonio del museo está por encima de todo y que eso no es estar en contra del arte contemporáneo, “una expresión artística que debe tener un lugar adecuado para su exposición”, aseguró, citando lugares alternativos como TEA o la propia sala del parque de La Granja, donde el Gobierno de Canarias se ha comprometido a reubicar dicho espacio.

Un centro para el debate

En cuanto a los planes del OAC para el museo de la ciudad, estos pasan por culminar la reforma de la instalación eléctrica del edificio, junto con la recuperación de los espacios culturales de la calle Ruiz de Padrón, destinados a la promoción de las enseñanzas artísticas, que serán presentados próximamente, con la intención de lograr un mayor aprovechamiento de las posibilidades que ofrece el edificio. La apuesta del OAC se centra en convertir el museo en un centro cultural con espacios para el debate, la residencia de artistas plásticos y la exhibición de discursos artísticos que resalten el valor del legado del museo.

Así, se fomentarán proyectos de comisariado entre alumnado de fin grado de los estudios de Bellas Artes e Historia del Arte, con la intención de que la pinacoteca municipal apoye la formación de los futuros profesionales de las artes plásticas en Canarias.

Desde el Consistorio se defiende que, a partir del próximo mes de junio, la ciudad de Santa Cruz va a ganar un espacio para las exposiciones de arte contemporáneo: “Lejos de perder una sala, como erróneamente se ha planteado, la ciudad ha obtenido el compromiso del Gobierno de Canarias de reabrirla en la Casa de la Cultura”.