X

Los controladores analizan sistemas para medir el nivel de seguridad en los incidentes aéreos

   

EUROPA PRESS | Las Palmas de Gran Canaria

Los controladores participantes en la 53 Conferencia Anual de la Federación Internacional de Asociaciones de Controladores Aéreos (IFATCA), que organiza USCA y que concluye este viernes en ExpoMeloneras (Gran Canaria), han analizado sistemas para medir el nivel de seguridad en los incidentes aéreos.

Según informó la organización en una nota de prensa, el experto en seguridad aérea, Eric Hollnagel, que habló sobre ‘Seguridad sistémica’, destacó que la seguridad es uno de los factores claves en la navegación aérea, “por lo que uno de los objetivos principales es mejorarla”.

Hollnagel respondió a la pregunta de cómo se puede medir el nivel de seguridad y conseguir su mejoría.

Aquí, afirmó que en el método tradicional usado hasta el momento, conocido como Safety I, los incidentes o accidentes aéreos se consideran con respecto al número de vuelos y añadió que, “cada vez que se detecta una incidencia se inicia una investigación, para averiguar por qué se ha motivado”. “Hoy en día medimos la Seguridad sólo por el número de incidencias negativas”, dijo.

Sin embargo, matizó que muchas veces no se puede encontrar la causa por la que se produce un incidente, ya que, en ocasiones, los mismos incidentes se producen por diferentes motivos, por lo que Hollnager propuso incorporar el método llamado Safety II, que se centra en el estudio de por qué en ciertas situaciones se obtienen resultados positivos en relación al índice de Seguridad.

Asimismo, afirmó que “mientras que, en la Safety I, se busca quién o qué había sido responsable de un incidente aéreo, en este otro método se propone conocer quién o qué es el responsable de los resultados positivos en el sistema y poder estudiar por qué las cosas han salido bien”.

COMPORTAMIENTO DEL SISTEMA

En su intervención, matizó que uno de los conceptos fundamentales fue el comportamiento del sistema; es decir, cómo se va adaptando a las distintas situaciones, ya que es la manera de mantener la Seguridad de forma exitosa. “Por esto, si restringimos la variabilidad del sistema y su capacidad de adaptación para eliminar posibles causas de error, también estaremos reduciendo su capacidad para alcanzar la Seguridad”.

Hollnagel concluyó que, “desde el punto de vista de la Safety II se insiste en la necesidad de centrarse, no sólo en aquellas situaciones en las que el sistema no ha funcionado de manera correcta, sino en aquellas en las que se han conseguido resultados positivos”.