X
sanidad>

El coronavirus que causa MERS es mortal en uno de cada tres casos

   

EUROPA PRESS | Madrid

El nuevo coronavirus surgido en la península Arábiga ha hecho saltar todas las alarmas entre la comunidad internacional tras constatarse que la enfermedad que provoca es mortal en uno de cada tres casos y ya se han detectado infectados en países como Estados Unidos, Francia o Malasia. El último brote de este síndrome respiratorio por coronavirus de Oriente Próximo (MERS, por sus siglas en inglés) detectado en Arabia Saudí ha costado ya la vida a al menos 140 personas entre abril y mayo.

La enfermedad ha costado la vida a 162 personas desde que se detectó por primera vez, en 2012, según los datos facilitados por organismos oficiales. Según estas fuentes, se han comprobado casos de 564 infectados, de lo que se desprende que su tasa de mortalidad es del 28,7 por ciento.

Hasta la fecha se han detectado casos en Jordania, Kuwait, Omán, Qatar, Arabia Saudí, Emiratos Árabes Unidos, Yemen, Egipto, Túnez, Francia, Alemania, Grecia, Italia, Reino Unido, Malasia, Filipinas y Estados Unidos. Sin embargo, la mayoría de los casos en países que no pertenecen a la región de Oriente Próximo tienen su origen en países árabes. Esta web aglutina todos los datos oficiales publicados sobre esta enfermedad.

El país más preocupante es Arabia Saudí, donde las autoridades han puesto en marcha una campaña de prevención y respuesta ante el último brote, que desde principios de abril ha causado unos 300 infectados. El propio Gobierno saudí ha publicado una página web específica del MERS con información actualizada a diario sobre los nuevos casos y las víctimas mortales.

Origen en camellos
Las investigaciones apuntan a que los camellos, un animal presente en todos los países árabes infectados, podría ser el origen principal de los contagios de humanos. De hecho, un estudio ha detectado anticuerpos del coronavirus en dromedarios y camellos de países árabes y africanos e incluso en dos manadas de dromedarios de las islas Canarias.

Sin embargo, la Organización Mundial de la Salud (OMS) estima que aproximadamente el 60 por ciento de los casos del último brote en Arabia Saudí se deben a infecciones en los propios hospitales en los que eran tratados los afectados “primarios”.

Así, estaría confirmado que el virus puede transmitirse de persona a persona, lo que dificulta enormemente las labores de contención de la enfermedad. Sin embargo, en los casos “secundarios” la enfermedad es mucho más leve o incluso asintomática. En cualquier caso, todavía no se conocen los mecanismos de transmisión del virus.

Síntomas
En cuanto a los síntomas, los afectados desarrollan una infección respiratoria aguda con fiebre, tos y dificultades para respirar. En los casos más graves los pacientes pueden necesitar respiración asistida. También se han certificado afecciones gastrointestinales como diarreas, choques sépticos y fallos de órganos, especialmente los riñones

No debe confundirse el virus del MERS con el del Síndrome Respiratorio Agudo-Severo (SARS), que provocó la alarma de la comunidad sanitaria mundial en 2003. Sin embargo, ambos pertenecen a la familia de los coronavirus y son muy parecidos a los virus detectados en murciélagos.