X
redixit>

Derecho a ocultar – Ylka Tapia

   

La Agencia de Protección Datos (AEPD) celebró en una nota de prensa la sentencia del Tribunal de Justicia de la Unión Europea que resuelve la interpretación de la Directiva 95/46/CE, en relación a la responsabilidad de los buscadores sobre los datos personales. Un periplo judicial iniciado por la negativa de Google a retirar una noticia -veraz, defiende el periódico que la publicó- sobre la subasta por impago de un inmueble de un particular. El demandante, cuando hacía egosurfing (buscarse a sí mismo), infería su imagen perjudicada por su pasada morosidad.

Los principales hitos de dicha sentencia establecen que el responsable de la información es el motor de búsqueda, no la fuente, ya que este decide cuáles son los fines de la misma; el tratamiento de datos está sometido a la regulación de la UE; se puede solicitar al buscador la desindexación de referencias personales aunque el medio digital no las haya borrado; y, por último, si el interesado tiene relevancia pública y el acceso a dichas referencias es de interés general no puede solicitar su retirada. Por tanto, ¿qué prevalece: el derecho a la protección u ocultación?

Esta “clarificadora” interpretación supone un varapalo a Google, que ha anunciado que requerirá de varias semanas de trabajo para adaptar su sistema a la normativa. Algunos expertos, como Enrique Dans, ejemplarizan el derecho al olvido como “arrancar páginas de un periódico en una hemeroteca (…) para borrar el pasado”. Sin embargo, la Agencia aduce que este último tiene alcance limitado y que se ha presentado como absoluto para descalificarlo, cuando no es otra cosa que el tradicional derecho de “cancelación y oposición”.

De igual modo, argumenta que no es incompatible con la libertad de expresión y que han desestimado peticiones que versan sobre hechos de importancia social. Dans, no obstante, cree que sí se censura, mientras que la AEPD asegura que bajo ningún concepto se requerirá de la modificación de las vías originales -pero ¿cómo llegarán los usuarios a ellas? ¿Acaso no contradice el derecho a la información?-. Esta maniobra de control sobre los buscadores ofrecerá unos resultados de búsqueda sesgados, eso es innegable, y, muy probablemente, el resurgimiento y consolidación de una web alternativa.

@malalua