X
santa cruz >

Desahucio de una vecina de 75 años en El Toscal

   
María del Carmen de la Cruz. / DA

María del Carmen de la Cruz. / DA

N. TORRES | Santa Cruz de Tenerife

Se llama María del Carmen de la Cruz Valladares, tiene 75 años y lleva 25 viviendo de alquiler en la misma casa de El Toscal. Cobra una pensión no contributiva de 415 euros y paga un alquiler de 417. Dejó de pagarlo hace ya mucho tiempo, “la cosa iba para detrás y no tenía para la renta”, la deuda es ya de 4.000 euros. Asegura que desde abril recurrió al Ayuntamiento de Santa Cruz para que evitaran su desahucio, que finalmente, y después de un prórroga de un mes conseguida por la Plataforma de Afectados por la Hipoteca de Tenerife (PAHT), se ha fijado para el lunes a las diez de la mañana. Ayer, Carmen acudió al Consistorio acompañada por la Plataforma, donde se celebraba la comisión de control con el tema de la vivienda como protagonista. “Yo solo quiero que me den una casa con ascensor porque los 26 escalones que hay hasta mi casa ahora casi los subo a gatas porque estoy operada de las dos rodillas”. Un alquiler social, apuntan desde la PAHT, que es lo que piden para ella.

Tras la comisión de control, la concejal de Asuntos Sociales, Alicia Álvarez, se reunió con Carmen, un encuentro del que, según explicó la portavoz de la PAHT salió el compromiso de la edil de enviar hoy mismo un escrito al juzgado para que se paralice el desahucio, será la segunda prórroga, para, mientras tanto buscar una alternativa para Carmen.
Según explicó Évora, desde Asuntos Sociales, aunque se conocía el caso, confiaban en que la red familiar de Carmen, (tiene tres hijos) se haría cargo de acoger a la anciana, algo que no es real. “Hemos explicado que no es una red de fiar y que si el lunes desahucian a Carmen irá a parar a la calle”.

Después de comprobar la trabajadora social la imposibilidad de comunicar con algún familiar se llegó a este compromiso que, confía la PAHT sea suficiente para ganar tiempo y buscar un lugar para Carmen porque sino llega la prórroga, “el lunes Carmen se queda en la calle”, concluyó Évora.