X
Al golpito>

Desgaste arquitectónico – Por Rafa Lutzardo

   

El Hospital Universitario de Canaria (HUC), fundado en 1971 bajo la denominación de hospital General y Clínico de Tenerife, ya muestra síntomas de envejecimiento en su estructura arquitectónica. Basta visitar cualquiera de sus respectivas plantas, en especial la 10, y podrán observar desde sus balcones, las cantidades de grietas que hay en toda su estructura arquitectónica horizontal. Del mismo modo, muchas habitaciones muestran una imagen tercermundista; humedad, deterioro preocupante en sus paredes; cuartos de baños obsoletos necesitados también de unas importantes reformas. La actual crisis económica es la excusa verdadera para desviar la atención de cualquier compromiso de reformas, necesidad de materiales quirúrgicos, material de ropa sanitaria y lista de espera. Es por ello, la necesidad de que los sindicatos que representan a los trabajadores del Hospital Universitario de Canarias, inspectores del Instituto Nacional de Seguridad e Higiene en el Trabajo, inspeccionen y valoren las deficiencias de citado macrocentro hospitalario. Ni que decir tiene, que el Hospital Universitario de Canarias (HUC) es un derecho que les pertenece a todos los canarios. Un hospital público, de vital importancia para cualquier canario o emigrante, pues en sus dependencias hay pacientes de diferentes nacionalidades del mundo. Es por ello, que si no se toman medidas urgentes, el mencionado e importante hospital tinerfeño, sufrirá consecuencias graves en un futuro no muy lejano. El coste económico en su reforma a largo plazo será mucho mayor y muchas de sus dependencias se verán avocadas a un cierre hasta que concluyan las obras de reparación. Mientras tanto, muchos trabajadores profesionales del Hospital Universitario de Canarias, cuando lo reseñado anteriormente ocurra, se verán obligados a ocupar otras dependencias que ya están ocupadas por otros profesionales. El Hospital Universitario de Canarias cuenta con: 655 camas de las que 52 son camas de Hospital de día y de menos de 24 horas. 110 locales de consulta externa y áreas de procedimiento de diagnóstico y terapéutica. 9 puestos de atención de urgencias. 14 quirófanos. 16 salas de diagnóstico por imagen. Además, por sus características estructurales y tecnológicas y en función de las necesidades que de él se demandan, están acreditados como de referencia para la especialidad de Trasplante Renal y Cirugía Cardíaca para la provincia de Santa Cruz de Tenerife, Unidad de Reproducción Humana para todas las islas menos para Gran Canaria y centro de referencia de Canarias para el trasplante renopancreático, de donante vivo, hospitalización de trastornos alimenticios, la Unidad Médico Quirúrgica de Epilepsia Refractaria y la Radiocirugía. Es, a su vez, centro de referencia del sistema nacional de salud para el trasplante de páncreas. Sin duda, un importante centro hospitalario que necesitamos todos los canarios, donde no puede esperar más, con el objetivo de que sus instalaciones interiores y exteriores sean reparadas lo antes posible.