X
POLIDEPORTIVO >

Diez años de la primera y única ascensión canaria al Everest

   
Juan Diego Amador

Juan Diego Amador, montañero lagunero. / DA

N.CHIJEB | Santa Cruz de Tenerife

El sábado se cumplieron diez años de la primera y única ascensión de un canario al techo del mundo. El 17 de mayo de 2004, el lagunero Juan Diego Amador holló el Everest (8.748 metros) convirtiéndose así en todo un referente en el montañismo tinerfeño y que trata de inculcar a nuevas generaciones con la organización de expediciones como la que realizó hace unas semanas al Himalaya o la próxima salida, en junio, al Klimanjaro.

El sábado fue un día especial para Juan Diego, como él mismo recoge: “Sabemos que el tiempo es relativo y que las efemérides son solo eso, fechas en el calendario, pero créanme que hoy me levanto emocionado, parte de mi está hoy en Nepal, recordando momentos únicos e irrepetibles”.

El lagunero tuvo un recuerdo emocionado para sus dos compañeros de aquella exitosa expedición que se gestó en 2003 en una arepera de la plaza del Cristo de La Laguna con Javier Cruz y Jorge Rojas. “En nuestras vidas siempre hay un antes y un después de aquella expedición”.

Diez años después, Juan Diego Amador reconoce que “muchas cosas han cambiado, en primer lugar yo, no soy el mismo hombre, no siento igual, no busco lo mismo en la montaña, ni en la vida. Se me nubla la vista cuando doy rienda suelta a las emociones que afloran en este día, donde recuerdos de amigos y momentos se agolpan en mi memoria, aunque algunos ya no estén para poderlo celebrar. En el Himalaya se quedó Ricardo y Juan, también hoy viven en mí, en mi memoria. La montaña me ha quitado mucho, pero me ha dado más de lo que me ha quitado, es un imán al que de momento no quiero resistirme”, afirma emocionado.