X
ECONOMÍA>

Los empresarios apuestan por el pacto turismo-industria

   
turistas terraza Santa Cruz Alameda del Duque de Santaelena

Imagen de varios turistas en una cafetería del centro de Santa Cruz. | FRAN PALLERO

DIARIO DE AVISOS | Santa Cruz de Tenerife

Después de tres años de descensos del PIB del sector industrial y de la energía en Canarias, los primeros compases de 2014 apuntan a una moderación en los ritmos de caída de la actividad, anunciando un escenario de estabilidad e incluso de leve crecimiento en los próximos meses. De hecho, un 70% de los industriales confía en mantener o mejorar los resultados de su actividad, según apunta el servicio de estudios económicos de la Cámara de Comercio de Santa Cruz de Tenerife.

Un dato a destacar de este sector son los resultados del indicador de confianza que apuntan a un empresariado menos pesimista que en trimestres anteriores. De hecho, un 55% del los industriales confía en mantener los resultados de su actividad y un 15 % mejorarlos, frente a un 31% que percibe que la situación no mejorará y sus cuentas seguirán deteriorándose.

Ante este contexto, el vicepresidente de Industria de la Cámara de Comercio, Arturo Escuder Martín, considera que es “vital establecer mayores sinergias entre el turismo y la industria en una apuesta definida y conjunta por el consumo de productos canarios y de la producción hecha en el Archipiélago en los establecimientos turísticos de las Islas”. De esta manera, “el vigor de un sector tan estratégico como el turismo, se trasladaría a otro como el industrial que es clave en la diversificación y modernización de la economía canaria y en la cualificación de sus recursos humanos y, sin duda, esto ayudaría a tirar de la recuperación económica”.

Asimismo, el vicepresidente de la Cámara manifiesta que “no se puede perder de vista que la industria canaria, junto con la construcción, ha sido uno de los grandes sectores damnificados por la crisis económica. El desplome de la actividad constructora y la caída de la demanda interna han generado un efecto de arrastre sobre la industria de bienes intermedios, provocando un deterioro de su actividad y de su mercado de trabajo”.

Precisamente, desde la Cámara de Comercio de Santa Cruz de Tenerife se demanda una estrategia integral capaz de reactivar la industria canaria en la que se reconozca la gran aportación de este sector al desarrollo y al bienestar común y, especialmente, de su capacidad para crear valor. Esta estrategia –según apunta el vicepresidente de la Cámara Arturo Escuder- “debería de abordarse desde distintos ámbitos competenciales incidiendo especialmente en la calidad y la eficiencia de las infraestructuras, fundamentalmente en los ámbitos de la energía, el transporte y las telecomunicaciones”.