X
sobre el volcán >

En agricultura, divide y perderás – Por David Sanz

   

Lo que le faltaba a este Archipiélago es iniciar una guerra cainita en el sector primario y para tratar de vestir un santo intenten desvestir a otro, para terminar por dejar a los dos desnudos, que es lo que podría pasar si continúan con la línea crítica que han comenzado en Fuerteventura contra el sistema de reparto de las ayudas del Posei al plátano. La demagogia está haciendo su aparición en un asunto muy sensible. Escuchar a la consejera de Agricultura del Cabildo de Fuerteventura, Rita Díaz, diciendo que “los fondos del Posei se destinan a los grandes productores plataneros en contra de los productores de leche o queso, en su mayoría pequeñas y medianas producciones. Lo mismo le pasa a los agricultores del tomate, que también están discriminados”, me causa grima por la ignorancia que muestra sobre la realidad del sector platanero y el ánimo de confrontación que destilan sus palabras. La responsable del sector primario majorero debería saber que esas ayudas del plátano vienen de un acuerdo que de no existir este cultivo no llegarían a Canarias.

Pero claro, lo sencillo cuando no has sabido gestionar tu casa es echarle la culpa al vecino de tus males. En ese mismo carro está la diputada regional Águeda Montelongo que con titulares como “el sector primario canario es mucho más que el plátano” se cree que ha descubierto América. Las ayudas al plátano, habría que recordarle a la diputada regional, aunque probablemente lo sabe pero prefiere seguir empantanada en el fango de la demagogia, no se han extraído de los fondos que iban dirigidos a otros cultivos, sino que se incorporaron al Posei procedente de la OCM del plátano, con el fin de contrarrestar los efectos de la liberalización del mercado. A ver si de tanto cuestionar estos fondos que le corresponden al sector del plátano, que son fundamentales para economías como de islas como La Palma, va a perder estas ayudas vitales para su subsistencia. Con las cosas de comer no se juega, y del plátano depende la renta de muchísimas familias canarias. Es lógico que Fuerteventura y Lanzarote luchen por conseguir mejoras para sus sectores agrícolas y ganaderos. Lo que no parece lícito es que lo quieran hacer a costa de otro sector como el del plátano. Por esta vía irresponsable a lo mejor se calzan algún voto, pero están poniendo en riesgo los intereses generales de las Islas Canarias y de los canarios.