X
natación >

“En Berlín habrá un gran nivel”

   

JUAN JESÚS GUTIÉRREZ | Santa Cruz de Tenerife

Mireia Belmonte, durante la entrevista. | SERGIO MÉNDEZ

Mireia Belmonte, durante la entrevista. | SERGIO MÉNDEZ

Como es tradición desde 2009, la selección española de natación entrena estos días en las instalaciones del Tenerife Top Training de Adeje. Entre los 19 integrantes figuran deportistas de prestigio, con numerosas medallas olímpicas, mundiales y continentales en su haber, como es el caso de la catalana Mireia Belmonte.

Con las miras puestas en el próximo Europeo de este verano en Berlín, la mejor nadadora española de todos los tiempos afronta con ilusión una cita continental en la que participará en las pruebas de los 200 metros mariposa, en los 200 y 400 metros estilos, y en los 400, 800 y 1.500 metros libres.
La doble subcampeona olímpica y campeona mundial asegura que “es temprano para valorar el europeo. De momento estoy entrenando bastante bien y estoy muy a gusto en Tenerife”.

Tras su grata experiencia este año en las pruebas de la Copa del Mundo en la temporada invernal, se siente con más opciones. “La Copa del Mundo ha salido muy bien y confío en seguir así. Competir siempre es experiencia acumulada. Los campeonatos van saliendo bien y espero seguir la racha de este año, que ha sido buena”. Y aseguró que no nota “la presión de ser favorita porque hay otras rivales que también optan al oro. En Berlín habrá buenas rivales como las húngaras, danesas, francesas o italianas. Hay un gran nivel”.

Aunque tiene muchas opciones de finales y medallas, el hándicap para Belmonte será que si se clasifica para las finales esperadas, entre algunas pruebas y otras tendrá muy pocos minutos de descanso. “Es el peor calendario posible que le podía haber tocado”, aseguró su entrenador, el francés Fred Vergnoux. Sin embargo, la nadadora catalana disfruta compitiendo y se muestra optimista. “Hay días muy ajustados en los que no tendré mucho tiempo de descanso, y será una semana muy dura, pero solo es una semana al año, así que habrá que disfrutarla”. Aunque los resultados deportivos la colocan como la principal baza de la natación española en los Europeos de Berlín, Belmonte no se considera la referente de la selección. “Lo cierto es que sigo trabajando con la misma intensidad, hago los mismos metros. No noto la presión, pues creo que hay otras compañeras igual de favoritas para lograr medallas”, como Melanie Costa, que puede optar a lograr medalla en Berlín. “El grupo está muy bien”, continuó. “Somos un equipo nacional muy grande y eso es bueno porque cuanto más seamos, mejor, se pueden hacer más y mejores resultados”.

Cuestionada sobre si se siente querida y valorada por la opinión pública en general y entre sus compañeros de la selección, Belmonte señaló: “Me siento muy querida y encajo bien dentro del grupo. En la selección me siento e intento ser una más, y ayudo a todos los que necesiten mi ayuda”. Además, la catalana no se considera el espejo en el que se mira las futuras generaciones de nadadores españoles. “No me veo el referente ni el espejo de mis compañeras, pues todos los que están en la selección son un referente para los que vienen detrás, y se fijan en nosotros para estar en la élite”.

Con dobles sesiones diarias de mañana y tarde de más de cuatro horas de duración cada una tanto, en la piscina como en el gimnasio, la nadadora aseguró: “Estamos muy contentos, pues las instalaciones del Tenerife Top Training son muy buenas y somos afortunados de estar aquí. No podemos pedir más, tenemos sol, las piscinas para nosotros solos, un buen gimnasio y un canal único en Europa que tenemos que aprovecharlo y siempre que podemos hacemos un trabajo de mejora dentro”.