X
sociedad>

“En los tribunales superiores se vive bien y se trabaja poco”

   
Elpidio Silva. | E.P.

Elpidio Silva. | E.P.

TINERFE FUMERO | Santa Cruz de Tenerife
Foto: EUROPA PRESS

Se trata, sin duda, de uno de los personajes más mediáticos de la actualidad que, además, es noticia en Canarias por su visita de este fin de semana. Ayer en Las Palmas de Gran Canaria, hoy visita el Casino de Santa Cruz de Tenerife invitado por Jóvenes Abogados en Movimiento de Tenerife (JAM Tenerife) para hablar de La justicia desahuciada, su libro, y la politización de la Justicia en general. Nos atiende Elpidio Silva (Granada, 1959).

-Pasó cuatro años en la Audiencia de Las Palmas. ¿Cómo fue su experiencia y qué conclusiones sacó sobre la Justicia en las Islas?
“En realidad fueron cinco, de 2000 a 2005. Fue una experiencia agridulce, tal y como describo en mi libro. Por una parte, estuvo muy bien porque vivir en Canarias es un privilegio, y además porque el canario me resulta una persona muy próxima. Sin embargo, el aparato judicial aquí peca de los grandes problemas que se pueden observar en la Justicia española. Especialmente, mi experiencia con el entonces presidente del Tribunal Superior de Justicia fue dantesca. Personas que no están a la altura del poder judicial”.

-¿Se refiere a Antonio Castro Feliciano o…?
“No, a Fernando de Lorenzo, con una actividad muy cuestionable y con el que desde luego no comparto su idea de Justicia. Creo que es un juez de aparato, que responde a unos criterios que yo no comparto. En absoluto. Pero es el problema de los tribunales de justicia, que se desenvuelven a un nivel que debemos de cambiar de una vez…”.

-¿A qué nivel? ¿Entiende que están politizados?
“Claro. Hablemos claro. Los tribunales superiores de justicia llevan adelante el tema de los aforamientos, que a mí me parecen deleznables. La Justicia en España tendría que ser como en Estados Unidos o como en cualquier país serio y acabar con los aforamientos. Que todo el mundo dependa del mismo juez, del que le toque, sea usted o yo, o Fernando de Lorenzo. Los aforamientos, que en el siglo XIX se llamaban Cartas de Marina, hoy no tienen sentido. Hay que acabar con esto para conseguir una justicia igual para todos”.

-¿Por qué los políticos prefieren que sus casos sean juzgados en los tribunales superiores?
“Porque su composición no se realiza de forma democrática, sino a través de una entrevista que se realiza en el Consejo General del Poder Judicial y que es una vergüenza. Ya algunos vocales como Gómez Benítez han denunciado esto. Es un simulacro que no vale para nada. Si alguien quiere ser presidente de un tribunal superior de justicia, que se someta a una votación popular, que presente su programa de Justicia y que los ciudadanos decidan si le quieren votar o no. Hay otros sistemas de elección, pero para mí la votación popular es el mejor en cuanto a legitimidad. Hoy día los tribunales superiores de justicia son lugares para vivir bien donde se trabaja poco”.

-¿Cuál es su situación personal ahora respecto a la Justicia?
“Ahora mismo soy magistrado en excedencia. Lidero el Movimiento RED, de renovación democrática ciudadana, y nos presentamos como usted sabe a las elecciones europeas”.

-¿Había meditado entrar en política o se ha visto obligado?
“Es obvio. He llevado un proceso personal muy complicado al que me han llevado determinadas circunstancias que considero absolutamente rechazables y que nunca debían de haberse producido en un país mínimamente democrático como pretende ser España. Se lucha mejor por la Justicia desde la política, tal y como la interpretamos desde el Movimiento RED, y desde Europa, pidiendo que España se adapte a Europa, como se lo piden desde el plan Greco la Comisión Europa, el Parlamento europeo, la Oficina antifraude… Todos denuncian a España que no se adapta”.

-¿No le preocupa ser víctima de las artimañas políticos? Ayer mismo le acusaban de copiar parte de un programa electoral de Equo.
“Es tremendo esto. Estamos viendo que se hacen trampas. En el caso de Equo lo primero que nos hemos dado cuenta es que hemos sufrido un ataque informático; ya está en manos de peritos. Hemos comprobado que en el documento que nos envió este afiliado, Adrián Sánchez Molina, no figura la palabra Equo; y sin embargo, en el pdf que le llega a la Secretaría de Organización sí que está. Aún más: esta misma tarde [ayer por la tarde para el lector] hemos descubierto algo peor, y es que no aparece ese texto que pone Equo en nuestro programa. Luego el texto supuestamente plagiado no está. Es evidente que se trata de una trampa para ponernos nerviosos y desprestigiar el programa, que es uno de nuestros fuertes porque describimos problemas, calificamos las soluciones y detallamos cómo llevar a cabo las mismas”.

-Por último. ¿Cómo atajaría usted la corrupción?
“Aplicando el Código Penal. El corrupto que haya delinquido que vaya a la cárcel. Que cumpla su pena, nada de tercer grados ni indultos. Que la Justicia sea independiente, que exista realmente el equilibrio entre poderes. Y que la Comisión Nacional de Valores y el Banco de España sean independientes realmente, que tengan autonomía. Y que el Ejecutivo se desentienda, que deje de manipular al Poder Judicial, y que el Consejo deje de encarcelar, porque es lo que hace literalmente, dejar cautivos a los jueces. Con que se cumpla eso ya empezamos a andar”.