X
nacional >

Felipe González apuesta por una coalición de gobierno PP-PSOE

   
El expresidente socialista seguirá un año más como consejero en la empresa Gas Natural. / DA

El expresidente socialista seguirá un año más como consejero en la empresa Gas Natural. / DA

EUROPA PRESS | Madrid

El expresidente del Gobierno Felipe González apostó ayer por que PP y PSOE imiten a los partidos mayoritarios de Alemania y formen una gran coalición de gobierno “si el país lo necesita”. González no vería mal un Gobierno del PP apoyado por el PSOE “o al revés”, pues cree que las formaciones deben responder a lo que “España necesite en cada momento”. “No hay ninguna demostración de que la dispersión del voto, que es legítima, ayude a arreglar los grandes problemas del país”, señaló el expresidente en el programa de laSexta El Objetivo, en una entrevista recogida por Europa Press.

A su juicio, lo más preocupante es que los líderes del PP y del PSOE, Mariano Rajoy y Alfredo Pérez Rubalcaba, respectivamente, no han planteado qué quieren hacer con el país. “Lo más preocupante es que nadie sea capaz de decir en 20 minutos y con credibilidad qué quiere hacer con España en los próximos 20 años”, señaló.

González valoró los últimos datos del paro e indicó que el país “ha tocado fondo” pero “ahora se arrastra por el suelo”, por lo que, con vistas a las próximas elecciones del 25 de mayo, reclamó que “cambien las políticas europeas”. Según él, los gobiernos europeos no han entendido “ni la magnitud ni la dirección de la crisis” y se ha perdido “el principio fundacional de la solidaridad”.
“Lo que se ve hoy en la calle como reclamación básica es que no desmantelen lo que nos ha costado 30 años construir”, dijo un Felipe González que admitió haber mantenido varias conversaciones con Rajoy para hablar de la situación económica y de Cataluña. En este sentido, se mostró convencido de que el presidente de la Generalitat, Artur Mas, no convocará la consulta secesionista. “No creo que Mas vaya a cometer un acto ilegal”, comentó. González dijo que va a seguir un año más de consejero en Gas Natural y admitió que se equivocó al decir que se aburría en el puesto. Se mostró partidario de debatir “si se debe permitir a un exdirigente estar o no en una actividad privada o si es mejor que se asesore a una empresa extranjera”, pero “desde el punto de vista ético, no de legalidad”. “Yo apoyaré que se prohíba”, añadió. El exlíder socialista se refirió a la imputación de Magdalena Álvarez, de la que dijo que “tiene una integridad personal a prueba de bombas”. Sobre el proceso de primarias en el PSOE, comentó que será Rubalcaba quien decida si opta a la reelección.