X
a veces soy humano >

Fotoperiodistas, calidad en extinción – Por Félix Díaz Hernández

   

Ya casi no quedan fotoperiodistas. Menguan merced a una fórmula que mezcla el aparente acceso, cada vez más fácil, a la tecnología fotográfica y la escasa capacidad de selección de muchos responsables de los medios de comunicación. Ya cualquiera con una cámara digital, o lo que es peor aún con un teléfono móvil, cree que puede sacar una fotografía de calidad. A lo mejor la composición de la imagen es adecuada; se ha fijado en la luz, manipulado el obturador y la velocidad; alternado modos automáticos y manuales o ha conseguido que el contraste llame la atención. Loable todo ello pero, eso no es una fotografía informativa digna de ser publicada en un medio impreso, y lo más importante, no suele aportar algo al relato de los acontecimientos. Día a día me tropiezo con exigencias de quienes no son mínimamente exigentes consigo mismos. Si aplicaran un tercio de lo que piden a los demás para entregarlo en profesionalidad y respeto a la visión de esos fotoperiodistas que, todavía hoy escondidos detrás de sus nikones y canones, apuran el momento oportuno de pulsar el disparador, si eso fuera así, este estirpe periodística sobreviviría. Por el contrario, lo que está de moda es plagiar, robar fotografías o engordar el ego de aficionados cuyas fotos, mayoritariamente de escasa calidad, no informan y sólo sirven para que algunos demuestren que estuvieron allí, en el lugar de los hechos.

Fotografías que, por cierto, los medios de comunicación no pagan por su publicación. Pero resulta que la diferencia es infinita. Cuando a un fotoperiodista se le deja trabajar en condiciones adecuadas supone un valor añadido al producto periodístico, una traza de calidad. He tenido la suerte de trabajar junto a muy buenos fotoperiodistas, compartir ese momento de silencio en el que suena el clic de la cámara y tú, sin haber visto la imagen, ya sabes que ha clavado el momento crucial, la expresión o la mirada del protagonista de la noticia. Eso es fotoperiodismo.

@felixdiazhdez