X
POLÍTICA >

El Gobierno duda del sistema que evita el certificado en los aeropuertos

   

VICENTE PÉREZ| Santa Cruz de Tenerife

El Gobierno de Canarias aseguró ayer que el programa informático elegido por el Ministerio de Fomento para evitar la presentación del certificado de residencia y tener derecho al descuento a la hora de viajar en avión “presenta dificultades”, por lo que ha pedido al secretario de Estado de este ámbito que arregle esas deficiencias, dado que a partir de noviembre todas las compañías estarán obligadas a utilizarlo.

Así lo señaló el consejero regional de Transportes, Domingo Berriel, durante una comparecencia en comisión parlamentaria solicitada por CC-PNC-CCN. A su juicio “la gravedad” de este asunto es que esta aplicación informática, denominada Sara, puede plantear “problemas por caída de comunicación o un simple acento en un apellido o si la tarjeta dice RESI, con lo cual no bastará con presentar el DNI, y la compañía exigiría el certificado”. El consejero tachó de “absurda” e innecesaria la medida que estableció en 2012 el Gobierno estatal alegando prevenir prácticas fraudulentas con esta bonificación, y criticó que “no se ha puesto aún sobre la mesa ningún dato sobre cuál es la magnitud de ese supuesto fraude”, pues sólo se ha sabido de “un problema que se detectó en una agencia de viajes de Mallorca y sobre el que se abrieron unas diligencias penales”. Recordó Berriel que el Gobierno canario propuso en su momento a la ministra de Fomento, Ana Pastor, un programa informático que comprobara si el viajero es residente o no consultando la base de datos del padrón, pero que no lo aceptó, “hasta que se dio cuenta del rechazo social que generaba esa medida arcaica de presentar un certificado”. “Fue entonces”, relató, “cuando Fomento puso en marcha el programa Sara, al que se acogieron algunas compañías, que desde el próximo 1 de noviembre será obligatorio para todas”.