X
GÜÍMAR >

Güímar, el municipio de lo posible

   

GUIMAR

NORBERTO CHIJEB | Güímar

A Carmen Luisa Castro no se le puede negar su capacidad de ingenio, sus ganas de convertir a Güímar en un municipio de posibles. Humo, imaginación o realidad, esa es la gran cuestión que debaten los güimareros, sobre todos aquellos casi tres mil parados del municipio que ven en los proyectos airados en la prensa, una escapatoria laboral.

Unos proyectos que acabarían por hacer útil los grandes ocho hoyos que las areneras (empresas extractoras de áridos) han dejado como herencia en el impresionante barranco de Badajoz. Por lo pronto, ya tres de ellos, estarían ocupados por un parque temático, una central geotérmica y una empresa que convertiría los residuos sólidos en combustibles. Tres ideas, tres proyectos, que se han publicitado, aunque su parto se presume largo y complicado y posiblemente el resultado sea un aborto.

Sea como fuere, lo cierto es que la alcaldesa de Güímar anda erre que erre con la idea que esgrimió cuando asumió el bastón de mando, tras desbancar a su excompañero de pacto, Rafael Yanes, del sillón de la Alcaldía: convertir a Güímar en un ejemplo de innovación y emprendimiento.

Parece que atrás ha quedado el mandato plenario de exigir al Cabildo, a través del PIOT, la recalificación de las hectáreas del barranco de Badajoz, ahora mineras, en suelo agrícola, somo le recuerda, por ejemplo, Alternativa Sí se puede.

Campo de golf, ciudad deportiva (pedía terreno municipal y no privado), y locales a un euro de alquiler, que no han surtido efecto al tener que realizar en ellos inversiones superiores a los 30.000 euros, se han quedado por lo pronto en suspenso, mientras prosigue una política de incentivar la llegada de emprendedores al municipio, entre otras razones para poder llegar cuanto antes a los 20.000 habitantes, siguiendo la singular campaña Empadrónate, que al menos en un año ha aumentado en trescientas personas el censo municipal (18.589).

La alcaldesa no desespera, pese al último revés de Mimiland Park en el Parlamento

Es evidente que entre lo que vende el grupo de gobierno y lo que critica la oposición hay que pasar el correspondiente filtro, pero así y todo resultaría una osadía que PP y CC, junto a Alternativa por Güímar, se dedicaran a publicitar proyectos e inversiones en un municipio con tres mil parados sin tener antes algo atado, aunque el parque de atracciones, la central geotérmica o la de biodiésel, sea evidentemente proyectos de gran envergadura y largo recorrido, incapaces casi de cerrarse durante este mandato. Ellos (PP, CC y AxG) solitos se han metido en la boca del lobo y ahora tendrán que salir de ella con buenamente puedan si no quieren recibir un serio varapalo en las elecciones de la primavera de 2015.

No basta con echar la culpa al Gobierno de Canarias o Cabildo, por no atender sus demandas de agilizar los trámites administrativos para cambiar el uso del suelo y las licencias de obras, porque entre otras razones esas dos instituciones están gobernadas por Coalición Canaria -en pacto con el PSOE, eso sí- el partido al que pertenece Javier Mederos, segundo teniente alcalde en el gobierno tripartito, que sigue defendiendo, por ejemplo, Mimiland Park, pese a lo que diga su partido y Rafael Yanes, el exalcalde güimarero, a quienes muchos ven como el culpable de que no se tramiten los correspondientes permisos.

Al menos esa es la opinión de Andrés Alonso, el empresario tinerfeño que dice tener un fondo de inversiones americano de 30 millones de euros para desarrollar este mismo año Mimiland Park, que insiste que “esperaba el rechazo del PSOE, pero me sorprende que CC no apoyara la propuesta del PP en el Parlamento de aplicar el artículo 47 de las Leyes de Ordenación del Territorio de Canarias como ha hecho en otros casos”.

Alonso considera un agravio que a un conocido empresario se le deje construir un gran parque acuático en un barranco de Gran Canaria y a él se le pongan tantas pegas por “rellenar un hoyo y crear puestos de trabajo”.

Precisamente el sábado, ese empresario del que habla Alonso, enseñaba sus instalaciones de Puerto de la Cruz al ministro de Turismo, José Manuel Soria, a la delegada del Gobierno, María del Carmen Hernández Bento y al alcalde de Las Palmas de Gran Canaria, Juan José Cardona. Todos del Partido Popular, como la alcaldesa Carmen Luisa Castro, pero del PP de Gran Canaria, a lo que se ve una Isla donde a la inversión no se le ponen tantas trabas como en Tenerife.

Carmen Luisa Castro, cansada de que la acusen de vender humo con proyectos fantasiosos, está a la espera de que regresen a la Isla los empresarios eslovacos e ingleses que impulsar los proyectos de la central geotérmica y de biodiésel, para organizar una rueda de prensa y dar fiabilidad a unas iniciativas que ahora mismo están lejos de convertirse en realidad, como el propio Mimiland Park, si nos atenemos a lo que su promotor, Andrés Alonso, dijo en su momento: “Si no tengo una respuesta en seis meses, la inversión de 30 millones de euros me la llevo fuera de Canarias”.
Sin embargo, la primera regidora de Güímar -con permiso de Sixto Alfonso y Javier Mederos-no desespera y confía en que el Cabildo sea finalmente quien de veracidad a esos proyectos singulares y convierta a Güímar en el municipio de lo posible.

Carmen Luisa Castro: “Tenemos una apuesta firme por la innovación”

La alcaldesa de Güímar, Carmen Luisa Castro, desde que tomó el bastón de mando, hace ahora un año, puso entre sus prioridades el emprendimiento y la innovación y a fe que por lo menos lo ha intentado, aunque para muchos los proyectos que ha presentado, con inversión extranjera, estén lejos de convertirse en realidad. “Tenemos una apuesta firme por la innovación -afirma- y vamos a continuar con nuestra hoja de ruta, pese a todas las trabas que nos están poniendo”, vino a decir cuando hace unos días, el Parlamento de Canarias, con los votos en contra de CC y PSOE, desestimaba una Proposición No de Ley que la diputada popular Cristina Tavío presentaba para aligerar los trámites burocráticos del proyecto de parque de atracciones en unos 60.000 metros cuadrados en uno de los hoyos cercano a la TF-1. “Lamento -dice- la postura del Gobierno de Canarias y me temo que es una estrategia política para impedir el desarrollo del municipio. No entiendo como el Gobierno habla de atraer inversiones y cuando las hay, como es nuestro caso, las rechazan”. CC y PSOE contestaron en sede parlamentaria que la alternativa era un Plan de Adaptación Territorial (PAT), pero Castro alertó que “ese trámite requería un mínimo de cinco años”, tiempo que, por ejemplo el empresario Andrés Alonso, de Mimiland Park, no estaría dispuesto a esperar.

Rafael Yanes: “Me ofende que Güímar sea motivo de chistes por tanta fantasía”

“Me ofende que Güímar sea motivo de chistes por tanto proyecto fantasioso”, afirma el que fuera alcalde, Rafael Yanes, que añade que “me gustaría que todo lo que se ha anunciado fuera cierto, pero lamentablemente pertenece al mundo de la fantasía, a no ser que quieran reabrir las extracciones de áridos”, comentó Yanes sobre los proyectos anunciados por la alcaldesa, que fue desgranando uno a uno: “Lo primero en anunciarse fue un parque de atracciones llamado Mimiland, y ni siquiera hay expediente en el Ayuntamiento, ni informe del Consejo Insular de Aguas -está en un barranco-, ni informe del Cabildo sobre el PIOT -es necesario modificarlo-. No hay nada de nada. Pura fantasía. Luego se anunció la construcción de una central geotérmica por parte de una empresa eslovaca, cuando los derechos de sondeo los tiene otra empresa y en un barranco lo único se se puede encontrar es agua. También anunciaron alquileres de locales a un euro en El Puertito y los emprendedores preguntaron por la iniciativa se llevaron una desagradable sorpresa: los locales no estaban terminados y era necesario invertir más de 100.000 euros para poderlos utilizar… A la vista de todo esto me pregunto si estos anuncios son una tomadura de pelo a los desempleados de Güímar.

Gloria García:“Hablar de proyectos sin viabilidad es irresponsable y populista”

Gloria García, portavoz de Sí se puede en Güímar, se sigue preguntado dónde está la viabilidad de los proyectos presentados. “Este nuevo grupo de gobierno güimarero, desde hace un año, está vendiendo a la ciudadanía diversos proyectos sin plantearse un modelo socio-económico específico para el municipio, sino que abre las puertas a todas las propuestas viables o no que se plantean, lo cual nos parece irresponsable y populista. Uno de los asuntos que más nos llama la atención, es la insistencia de hacer propuestas en una zona privada, en la que según el PIOT, la calificación del suelo sigue siendo suelo minero, el cuál vecinos y vecinas de la Plataforma Saturnino García lleva años pidiendo que se recalifique como suelo agrícola y la restauren bajo un Plan de Restauración global y donde haya una amplia participación vecinal”, comenta la portavoz de Sí se puede.