X
tribuna alta>

Y hablamos de Europa – Por Antonio Alarcó*

   

La semana pasada titulamos nuestro artículo Podemos hablar de Europa para explicarles la importancia que tienen estas Elecciones, y hoy permítannos que hagamos un juego de palabras y digamos que en el PP no sólo es que podemos hablar de Europa sino que además hablamos de Europa. Los más de 1.800.000 espectadores que tuvieron la oportunidad de ver el debate electoral entre Miguel Arias Cañete y Elena Valenciano el pasado jueves, pudieron comprobar la solvencia de quién está capacitado para hablar de Europa y quién pretende exportar a la UE el modelo de destrucción de empleo del PSOE. Debemos recordar, porque la memoria de algunos es muy frágil, que el Gobierno socialista acabó con más de tres millones de puestos de trabajo y, ahora, la señora Valenciano es capaz de decir que ellos no tienen ninguna responsabilidad de la situación actual de España y encima califica de gran estafa los incentivos al empleo estable. Cuando el PSOE gobierna, como en Andalucía, todo va mejor. Son palabras dichas por la propia Valenciano a la que no nos queda otra que responder con su propio ejemplo: la tasa de paro en Andalucía es doce puntos superior al resto de España. Lo que sí queda claro es que parece ser que la respuesta de la candidata socialista a las preocupaciones de los españoles siempre es la misma: No. Y a los hechos nos remitimos. Para empezar incluye en sus listas al responsable de la situación de quiebra de las autopistas españolas, que acumulan 4.500 millones de deuda. Si hablamos de Agricultura, un tema de especial interés para Canarias, solo basta decir que su partido nunca ha hecho nada por el campo español. No tuvieron política agraria, ni europea ni nacional, y eso lo pagamos todos con las caída del 15 por ciento de la renta agraria. Defiende la herencia de Rodríguez Zapatero que dejó la Sanidad pública al borde de la quiebra, con una deuda de 16.000 millones. Y por si esto fuera poco son capaces de recurrir ante el Constitucional la revalorización de las pensiones, oponiéndose así a la reforma que ha devuelto la rentabilidad al Fondo de Reserva, con 54.000 millones. Y ya el colmo de los colmos, o eso nos parece, es su discurso como gran defensora de la política social y de la mujer. Que nos de lecciones de esto cuando su gobierno dejó a las familias más vulnerables sin un tercio de sus ingresos, es por lo menos sorprendente. De hecho, sólo le recordamos que la Alianza de Civilizaciones que creó su gobierno apoyaba a países donde a las mujeres no se les reconoce los derechos más básicos. No señora Valenciano, así no se resuelven los problemas de los españoles. Y menos viniendo de alguien que es capaz de afirmar que abandonó sus estudios porque se aburría y ahora le da pereza. ¿Se aburrirá también al frente de su labor? En cambio, el PP ha afrontado con rigor, valentía y seriedad una herencia nefasta. Hemos corregido el déficit, ha pagado las deudas, ha evitado el rescate, y ha salvado el Estado de Bienestar. En dos años, la voz de España ha vuelto a los centros de decisión de Europa y todo el mundo reconoce que hemos vuelto. Ahora, España lidera la creación de empleo en Europa, se crean 475 empresas al día y se inyecta más de 42.000 millones a proveedores, la mayoría de ellos pequeñas y medianas empresas, lo que provoca que el crédito vuelva a fluir entre familias y PYMES, alcanzando tasas de crecimiento positivas. Con todo lo expuesto creemos que nosotros sí tenemos autoridad para hablar de Europa, porque con nuestras reformas hemos dejado de ser un problema para la UE y ahora somos parte de la solución. Estamos convencidos de lo mejor está por llegar para todos los españoles. Con Arias Cañete y Gabriel Mato seguiremos en la buena dirección.
alarco@tenerife.es