X
maldito parné >

Más vale tarde que nunca – Por María Fresno

   

A tres días de las elecciones europeas (el pasado jueves) el presidente del Gobierno, Paulino Rivero, anunció, por sorpresa, que el Ejecutivo regional y el Ministerio de Hacienda ya han alcanzado un acuerdo para la renovación del Régimen Económico y Fiscal (REF) y que, en breve, enviarán a Bruselas. Al final, parece que aunque lento, pero se ha dado un paso enorme en la búsqueda por mejorar los niveles de empleo de la región a través de nuestro REF. Reconozco mi escepticismo ante la posibilidad de que ambos gobiernos pudieran llegar a un acuerdo para destinar el REF a la creación de empleo. La fórmula para conseguirlo no es mala. La mitad de los beneficios empresariales se tienen que utilizar tanto para cubrir los salarios como para sufragar la totalidad de los costes laborales, incluidas las cuotas a la Seguridad Social. Es decir, que hasta un máximo del 50% de la dotación de los beneficios de la RIC se podrá materializar en la creación de puestos de trabajo. Actualmente, el REF prevé que la RIC se pueda volcar en nuevo empleo, siempre y cuando se vincule a la inversión que realice el empresario. La diferencia con esta nueva fórmula es que la RIC se amplía sin necesidad de que haya inversión de medio.

Para ello, el documento establece un límite de 36.000 euros como coste medio anual por trabajador, lo que no impide que los empresarios contraten por encima de esta cifra. Los sindicatos, como no podía ser de otra manera, quieren que en lugar de un máximo de 36.000 euros de coste salarial, sea un mínimo, o sea, que el REF solo sirva para crear empleo de directivos y jefes, y que no sea para el 98% de los desempleados a los que va destinada esta medida. Los 36.000 euros no es una cifra aleatoria, sino coincide con el tope salarial del sector que mejor paga en España que no es otro que el industrial, que tiene los mejores sueldos. El objetivo no es otro que evitar que la RIC ampare salarios por debajo de la media nacional. Pero esto no gusta a los sindicatos. Los empresarios con esta medida tendrán la obligación de incrementar la platilla en relación a los doce meses anteriores y mantenerlo durante al menos cinco años. Nunca llueve a gusto de todos, pero si al final el REF va a servir para crear empleo, aumentar el consumo y dar un impulso a nuestra economía que, al final, es lo que todos queremos, no veo porque siempre hay que ir metiendo el dedo en el ojo y buscando los contra en lugar de los pros.

@MariaFresno72
www.mfresno.blogspot.com