X
positivando >

Organizaciones saludables – Por José Juan Rivero

   

Si hay un campo de trabajo desde la psicología positiva donde se están consiguiendo grandes avances y logros es el de la psicología del trabajo y las organizaciones, optando por potenciar organizaciones saludables, dando importancia a la felicidad y el bienestar de los trabajadores, optando por un cambio de óptica en el punto principal de las organizaciones, e instando a las empresas a considerar que su mayor bien son sus empleados. Para ello se están realizando números avances en la resiliencia organizacional, tomando a la empresa como una organización viva, en constante desarrollo, y que la capacidad de una empresa a la hora de superar las adversidades que vienen marcadas por las situaciones de crisis que estamos viviendo, para ello se opta por potenciar organizaciones colectivas, flexibles, que sean capaces de dar respuestas a las nuevas realidades, lo que requiere de una alta capacidad de improvisación e innovación. Haciendo especial hincapié en fortalecer y ampliar las posibilidades de comunicación tanto interna como externa, optando por una política de valores compartidos por todos, desde los empleados pasando por los directivos hasta llegar al cliente.

Otro de los conceptos que se están potenciando dentro de las nuevas organizaciones saludables es el engagement, es decir, y en palabra de Marisa Salanova, presidenta de la SEPP, “ese estado mental positivo de realización, que se caracteriza por vigor, dedicación y absorción”. Es decir, el conseguir que el trabajo, la dedicación y el esfuerzo surjan desde la implicación personal en lo que hacemos, lo que nos genera entusiasmos y satisfacción con lo que obtenemos, además de conseguir un fuerte sentimiento de significado en lo que desarrollamos. Cuando potenciamos el engagement en nuestras empresas el trabajador genera un fuerte sentimiento de pertenencia, sintiendo como propio los objetivos de la organización, lo que hace que asuman más responsabilidades, al mismo tiempo son personas abiertas a buscar soluciones pero al mismo tiempo desde la propia organización reciben una retroalimentación positiva. Bajo esta perspectiva entendemos que cada empresa es un ente que vive por diferentes momentos, con un potencial fantástico, las personas que las conforman, personas con un anhelo, ser felices, si potenciamos su bienestar, desde el optimismo, desde la mejora de su felicidad, esto repercutirá directamente sobre toda la empresa, generando objetivos claros y compartidos por todos los trabajadores. Sin embargo, en la gran mayoría de las ocasiones parece que en las empresas reinan los resultados económicos por encima de todo, como en los países y las comunidades. Tendiendo a mirar a la cuenta de resultados y no a la felicidad de los empleados.

*PSICÓLOGO Y MIEMBRO DE LA SOCIEDAD ESPAÑOLA DE
PSICOLOGÍA POSITIVA
@jriveroperez