X
fiestas de mayo >

Patricia Rodríguez: “Quiero ser policía, pero no rechazaría una oferta de moda”

   
Foto/ SERGIO MÉNDEZ

Foto/ SERGIO MÉNDEZ

ISABEL L. RODRÍGUEZ | Santa Cruz de Tenerife

Patricia Rodríguez Bello, una guapísima santacrucera de 18 años, se ha alzado con el título de Reina de las Fiestas de Mayo de Santa Cruz de Tenerife 2014. Ataviada con el traje típico de mujer de La Palma, de domingo o de fiesta, y representando a la asociación de la Tercera Edad San Felipe, de Barranco Grande, recogió su corona con mucha ilusión. La gala, celebrada el pasado sábado 26 de mayo, fue dirigida por Lucas Balboa por tercer año consecutivo, con la primicia de haber sido emitida en directo a través de Televisión Española. Patricia compatibiliza los estudios de Segundo de Bachillerato con el temario para opositar para la Escuela Nacional de Policía de Ávila. Deportista consumada, su afición por excelencia es el taekwondo. Ha sido campeona de España de esta especialidad en siete ocasiones y ha competido a nivel mundial. Es una deportista de élite, futura policía y, ahora, además, es la reina de las Fiestas de Mayo de la capital tinerfeña.

-¿Cómo se siente tras haber sido elegida?

“Todavía estoy como que no me lo creo. Estoy recibiendo un montón de llamadas, así que me imagino cómo será algo más importante. Además, este año mi diseñador me dijo que vamos a tener más planes que otros años, más de diez eventos, para los que me tengo que preparar, maquillar, vestir y demás. Pero lo llevo con ilusión”.

-¿Hubo alguna anécdota especial que destacaría de la gala?

“Creo que lo más anecdótico fue el hecho de que no hubiésemos ensayado demasiado y fuéramos bajo presión. Íbamos como a lo que surja (risas). Pero todo salió bien, fue genial”.

-¿Qué es lo mejor que se lleva de la experiencia?

“Sin duda, lo mejor de todo fueron mis compañeras. A partir del concurso se entablaron amistades hasta conformarse un grupo con el que me llevo muy bien, como amigas de verdad, no simples conocidas”.

-¿Qué la llevó a presentarse como candidata?

“Ya me había presentado el año pasado, y este año, mi diseñador me volvió a insistir para que me volviera a presentar. En principio me puse de remolona, digamos; no quería. Pero al final me presenté. Pensé que no iba a ganar nada, sinceramente, pero cuando me eligieron me encantó. En todas las fotos que me sacaron durante la gala salí con la boca abierta de la felicidad”. (risas)

-¿Qué gala le gustó más, la de este año o la anterior?

“La verdad es que fueron totalmente diferentes. En la primera ocasión ensayamos muchísimo más y había mejor ambiente porque estábamos más tiempo juntas, y como dicen, el roce hace el cariño. En cambio, en la segunda ocasión, en este año, lo preparamos todo en apenas dos semanas. Íbamos más apuradas y más a piñón. En definitiva, fueron diferentes; en la primera hubo menos presión”.

-¿Con qué parte del traje se sintió más más orgullosa, por la dificultad de su confección?

“Lo que más me gusta del traje y de lo que más me siento orgullosa es el sombrero”.

-¿Se puso nerviosa durante el desfile en el día de la gala?

“No. Me puse nerviosa el día anterior que fue cuando tuvimos la entrevista con el jurado. Lo cierto es que en el concurso no estaba para nada nerviosa. Es más, iba lanzando besos a mi familia desde el escenario. Lo estaba disfrutando”.

-¿El hecho de que esté acostumbrada a competir en taekwondo, de alguna manera, le hizo más fácil su participación?

“Sí. Aunque son situaciones completamente diferentes. Los nervios que se sienten en una cosa y en la otra son bien distintos porque en las competiciones de taekwondo se siente mucha más presión”.

-¿Cuáles son sus aspiraciones en la vida?

“Ser policía nacional y retomar mi deporte, el taekwondo, que hace dos años que no lo practico tanto. Eso y mis estudios son mi prioridad”.

-¿Alguna de ellas podrían estar relacionadas con el mundo de la belleza o la moda?

“Es un poco difícil. Yo siempre digo que si se me dan la oportunidad pues sí, no lo voy a rechazar, porque a quién no le gusta, ¿no? Pero es muy difícil. Al final la belleza es algo temporal. En definitiva, si se me presenta la oportunidad la cojo, pero para nada dejaría los estudios por ello”.

-Ha sido campeona nacional de taekwondo siete veces. Entiendo que es su pasión por excelencia…

“Sí, completamente. Todo empezó de pequeña. Una amiga mía se metió y yo quise hacer lo mismo que ella. Y empezamos un grupo de amigos del colegio juntos. En las competiciones al principio todo lo hacía al revés (risas) y todo mal. Pero al final fui creciendo y madurando. Me lo tomé más en serio y ahora es mi vida”.

-Si ahora mismo pudiera elegir su futuro, ¿cómo lo querría?

“Rodeada de la gente que me quiere. Trabajando en lo que realmente me llena y volviendo a centrarme en mi pasión, el deporte”.

-Si no hubiese sido la elegida, ¿quién cree que hubiese merecido ser la ganadora?

“Cualquiera de mis 28 compañeras hubiese podido ganar. Todas estaban guapísimas y muy elegantes”.

-¿Son muchos los eventos a los que tiene que asistir en las Fiestas de Mayo? ¿Cómo lleva esas obligaciones del cargo?

“Tengo bastantes eventos a los que asistir como reina de las fiestas. Ya me han dado el calendario de actividades y lo estuve mirando con mi diseñador y son muchos. Más de diez seguro. Me siento normal, a lo que venga. Porque para mí es algo nuevo. Tengo que ir vestida con el traje que llevé a la gala, el de La Palma, menos un día que debo llevar uno negro, a la procesión”.