X
Mas que palabras>

Periodismo miope y partidista – Por Esther Esteban

   

El hecho de que vaya a haber final española, madrileña, en la Champions es un acontecimiento deportivo histórico que no sólo ha inundado las redes sociales, sino que ha sido la portada de todos los periódicos nacionales y muchos internacionales. “Madrid gana la Champions”. “Fiesta española en Lisboa”. “El Atlético más grande reta al Madrid al final”… fueron los titulares de portada de El Mundo, El País, ABC o La Razón y, como es lógico, todos los medios deportivos llevaban el tema muy destacado. Es la primera vez que ocurre. Precisamente por eso me ha sorprendido y mucho que los dos periódicos catalanes de mayor tirada: La Vanguardia y el Periódico de Catalunya no hayan hecho mención en sus portadas ni a la victoria del Real Madrid, en Munich, ni a la del Atlético de Madrid en Stanford. Eso sí el mismo día de la goleada del atlético, la Vanguardia llevaba a portada el siguiente titular: “El Barça apuesta por Luis Enrique para sustituir a Martino”. Es curioso pero tampoco mereció tratamiento de portada esta noticia en el Correo Español del Pueblo Vasco. Doy por hecho, por supuesto, que los periódicos son muy libres de sacar a portada las noticias que consideren oportunas y eso engrandece la pluralidad y la libertad de expresión, pero mucho me temo que justo en este caso no se trata precisamente de ofrecer las noticias que más puede interesar a los lectores sino de que ,desgraciadamente, también los medios de comunicación en las comunidades gobernadas por nacionalistas se están contagiando de la miopía y el sectarismo de los políticos de turno. Es la primera vez que el partido cumbre de las competiciones lo juegan dos equipos de la misma ciudad y eso por si mismo se miré por donde se miré ya es noticia. La pregunta es ¿qué hubiera pasado si uno de los campeones hubiera sido el Barça y ninguno de los periódicos de información general nacionales no hubiera llevado la noticia a su portada? Y la respuesta es que la maquinaria del vistísimo nacionalista se hubiera puesto a funcionar y desde luego el asunto se hubiera vendido políticamente como un agravio más porque el Barça es más que un club. Yo me atrevo a afirmar que ninguno de los periódicos de máxima tirada hubiera privado a sus lectores de una noticia así en portada y de haberlo hecho habrían caído chuzos de punta. ¡Así es la distinta vara de medir! y luego son ellos quienes se hacen las víctimas.