X
santa cruz>

El plan de telecomunicaciones de la capital depende del sí del Estado

   
Antena de telefonía en un barrio de Santa Cruz. | FRAN PALLERO

Antena de telefonía en un barrio de Santa Cruz. | FRAN PALLERO

YAZMINA ROZAS | Santa Cruz de Tenerife

El Plan Especial de Telecomunicaciones que está elaborando el Ayuntamiento de Santa Cruz está sujeto a la aprobación del Ministerio de Industria, Energía y Turismo. Esta es una de las consecuencias de la nueva Ley de Telecomunicaciones aprobada recientemente por el Gobierno central, y que tan solo está pendiente ya de su publicación en el Boletín Oficial del Estado (BOE). Hasta ahora bastaba con la aprobación del pleno municipal para la entrada en vigor de este plan especial; sin embargo, con la nueva ley estatal, ahora también depende del sí del Ministerio, según explicó el concejal de Urbanismo del ayuntamiento, José Ángel Martín.

El edil indicó que no cree que el plan especial vaya a recibir un informe negativo del Ministerio pero sí que “nos puede obligar a introducir ubicaciones donde nosotros entendemos que no deben ir”.

Todos los grupos políticos del consistorio local, excepto el PP, denunciaron en el pleno del pasado viernes que esta nueva ley estatal resta competencias a las administraciones, ya que, hasta ahora, “el municipio podía decir donde quiere o no las antenas, pero ahora es el Ministerio el que nos puede decir donde deben ir o no colocadas”, indicó Martín.

El plan especial que está redactando la Gerencia de Urbanismo pretende ordenar el sistema de telecomunicaciones en Santa Cruz y evitar que haya una saturación de antenas de telefonía móvil. Además, determinará los puntos sensibles, es decir, aquellos donde hay centros escolares, médicos o una alta densidad de población, y propondrán posibles emplazamientos alternativos para evitar que haya antenas próximas a menos de 500 metros de estas zonas.

Sin embargo, con la nueva ley estatal el Ministerio “puede dar autorizaciones para colocar antenas en puntos con alta densidad de población, que es lo que se está tratando de evitar con este plan”, criticó el concejal.

José Ángel Martín denunció, además, que con la nueva legislación la instalación de antenas de telefonía móvil pasa de ser considerada una actividad clasificada a una inocua, es decir, que “no son perjudiciales para nada, así que no necesitan una autorización del ayuntamiento sino que basta con que comuniquen que la van a colocar”.

“Esta ley es un traje a medida para las operadoras, es un atropello a la autonomía de los ayuntamientos, y creo que debería elevarse a la Federación Canaria de Municipios”, sostuvo el concejal durante el último pleno, donde se aprobó una moción de Sí se puede contraria a esta nueva ley del Estado.