X
PUERTO DE LA CRUZ >

Un proyecto del CIT busca “lavar la cara” a la zona de Martiánez

   

MARTIANEZ PUERTO DE LA CRUZ

GABRIELA GULESSERIAN | Puerto de la Cruz

Una zona ajardinada con plantas endémicas como proyección de la vegetación de la Ladera de Martiánez, en la cual podría introducirse una cancha de petanca. Esta es la propuesta que presentó el Centro de Iniciativas Turísticas (CIT) de Puerto de la Cruz al Ayuntamiento para embellecer la explanada junto a la playa de Martiánez, donde se ubicaban las antiguas cafeterías.

El derribo de éstas, en julio del pasado año, iba a suponer la recuperación medioambiental de la zona que iba ser convertida en un jardín con bancos y zona de esparcimiento. Sin embargo, casi un año después esta idea ni siquiera se ha materializado y el lugar presenta una imagen de progresivo abandono. Tal es así que meses atrás el grupo de gobierno tuvo que tomar medidas para evitar que se destine al botellón y al aparcamiento de coches, con las consecuencias que ello conlleva, como basura y malos olores.

Al tratarse de un espacio de gran potencial que se encuentra en un estado poco atractivo, en primera línea de mar y con una gran afluencia de turistas, el CIT ha querido aportar su granito de arena y presentó una propuesta preparada por la paisajista e ingeniera agrónoma Alba Villacampa, que a su vez es miembro de esta institución.

Carácter provisional

Dado que se desconoce el tiempo que transcurrirá hasta que este espacio se destine a otros usos o instalaciones por parte del Ayuntamiento, la actuación tiene carácter provisional y está adaptada a las actuales circunstancias económicas. Así, para que sea de bajo coste se propone la utilización del Vivero Insular La Tahonilla, que cede plantas de manera gratuita a las administraciones y organismos públicos.

La idea para ajardinar estos solares es instalar plantas endémicas, como cardones y tabaibas y otras especies que se puedan adaptar al ambiente costero. “Al principio se tiene que llevar un mantenimiento más intenso hasta que se asienten, pero una vez que lo logren será mucho menor porque son especies propias de la costa”, explica Villacampa.
El proyecto contempla que las plantas sean transplantas por medios y mano de obra propia del Ayuntamiento y se les procuraría un riego mediante cuba hasta su total asentamiento.

Dimensiones y construcción

La idea es combinarlo con la instalación de una cancha de petanca, como el que se ubica en el parque Taoro, dado que en esta zona tiene bastante éxito entre los vecinos. Sus dimensiones y construcción se establecen en el Reglamento de la Federación Española, en el que se indica que en el caso de que el terreno deba estar delimitado las dimensiones serán de 15 por 4 metros, aunque también se aceptan de 12 por 3 metros. Si se cierran con barreras, éstas deben colocarse a una distancia mínima de un metro de la línea exterior de los terrenos de juego.

El proyecto entró al Ayuntamiento el 19 de marzo. Al día siguiente, Villacampa mantuvo una reunión con el concejal de Obras y Servicios, Ricardo Padrón, quien lo valoró con buenos ojos y mostró la predisposición del grupo de Gobierno a colaborar en lo que fuera necesario y a trasladar la iniciativa al Consorcio de Rehabilitación Turística de Puerto de la Cruz, que sería el ente encargado de hacerla viable.

La presidenta del CIT, Hortensia Hernández, espera que la contribución de esta institución portuense “sirva para que entre todos hagamos de Puerto de la Cruz una ciudad excelente para vivir y visitar”.